¿Cómo apareció la quimioterapia?

Durante la II Guerra Mundial, un barco aliado cargado de gas mostaza fue bombardeado mientras se encontraba en puerto. El veneno se esparció por el agua y muchos marineros quedaron expuestos. Entre los efectos del gas se encontraba una reducción del número de glóbulos blancos en la sangre. Esto hizo pensar que podía utilizarse para tratar algunas leucemias. Para evitar su toxicidad probaron con una variante, las mostazas nitrogenadas. El primer paciente tratado con ellas mejoró espectacularmente tras 48 horas y al décimo día había desaparecido la masa del linfoma.

Continúa leyendo

COMENTARIOS