¿Cazaba ovejas el tigre de Tasmania?

¿Cazaba ovejas el tigre de Tasmania?
Los pastores del siglo pasado no tenían nada que temer al tigre de Tasmania o tilacino (Thylacinus cynocephalus). Este animal, que desapareció en 1936, se extinguió porque sus mandíbulas eran demasiado débiles para cazar ovejas, según revela un nuevo estudio.

Este carnívoro de aproximadamente 30 kilogramos de peso no era capaz de cazar una presa tan grande como una oveja, sino que se alimentaba de animales más pequeños como los wallabies, que con el asentamiento de los europeos empezaron a escasear en la naturaleza. Usando un escáner de tomografía axial computerizada y simulaciones por ordenador en 3D de su cráneo, y comparándolo con el diablo de Tasmania (Sarcophilus harrisii), los investigadores han comprobado que las mandíbulas del tigre de Tasmania sufrían mucho a la hora de luchar y morder a sus presas. Y han llegado a la conclusión de que este animal estaba muy especializado en dar caza a presas pequeñas y "escurridizas". "Entre los depredadores, cuanto más especializada es una especie más vulnerable a la extinción resulta", afirma Stephen Wroe, coautor del artículo que publica la revista Journal of Zoology.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

¿Cazaba ovejas el tigre de Tasmania?

¿Cazaba ovejas el tigre de Tasmania?
Los pastores del siglo pasado no tenían nada que temer al tigre de Tasmania o tilacino (Thylacinus cynocephalus). Este animal, que desapareció en 1936, se extinguió porque sus mandíbulas eran demasiado débiles para cazar ovejas, según revela un nuevo estudio.

Este carnívoro de aproximadamente 30 kilogramos de peso no era capaz de cazar una presa tan grande como una oveja, sino que se alimentaba de animales más pequeños como los wallabies, que con el asentamiento de los europeos empezaron a escasear en la naturaleza. Usando un escáner de tomografía axial computerizada y simulaciones por ordenador en 3D de su cráneo, y comparándolo con el diablo de Tasmania (Sarcophilus harrisii), los investigadores han comprobado que las mandíbulas del tigre de Tasmania sufrían mucho a la hora de luchar y morder a sus presas. Y han llegado a la conclusión de que este animal estaba muy especializado en dar caza a presas pequeñas y "escurridizas". "Entre los depredadores, cuanto más especializada es una especie más vulnerable a la extinción resulta", afirma Stephen Wroe, coautor del artículo que publica la revista Journal of Zoology.

Continúa leyendo

COMENTARIOS