¿A qué se debe la celulitis?

Antes de nada, hay que decir que lo que vulgarmente se conoce como celulitis no es tal, porque en realidad no existe una inflamación del tejido adiposo. Médicamente se denomina  paniculopatía edematofibroesclerótica o, en forma abreviada, lipoesclerosis. En términos generales es la piel de naranja o la piel esponja que se acumula en los muslos, nalgas y caderas del 90% de las mujeres en algún momento de su vida. La piel celulítica se palpa áspera y seca, duele al ser pellizcada y, en fases avanzadas, aparecen edemas y nódulos. Su aparición está relacionada con una alteración en los capilares que irrigan el tejido adiposo, el lugar donde se almacena la grasa. Ésta se guarda en unos compartimentos llamados lóbulos, que tienen su propia red capilar, linfática y nerviosa; y son diferentes en hombres y mujeres. En éstas, los lóbulos pueden acumular grasa de forma anormal por multitud de factores: edad, herencia, dieta, estilo de vida y, sobre todo, subida de estrógenos, que hacen más permeables los vasos sanguíneos.


 

Etiquetas: salud

COMENTARIOS

¿A qué se debe la celulitis?

Antes de nada, hay que decir que lo que vulgarmente se conoce como celulitis no es tal, porque en realidad no existe una inflamación del tejido adiposo. Médicamente se denomina  paniculopatía edematofibroesclerótica o, en forma abreviada, lipoesclerosis. En términos generales es la piel de naranja o la piel esponja que se acumula en los muslos, nalgas y caderas del 90% de las mujeres en algún momento de su vida. La piel celulítica se palpa áspera y seca, duele al ser pellizcada y, en fases avanzadas, aparecen edemas y nódulos. Su aparición está relacionada con una alteración en los capilares que irrigan el tejido adiposo, el lugar donde se almacena la grasa. Ésta se guarda en unos compartimentos llamados lóbulos, que tienen su propia red capilar, linfática y nerviosa; y son diferentes en hombres y mujeres. En éstas, los lóbulos pueden acumular grasa de forma anormal por multitud de factores: edad, herencia, dieta, estilo de vida y, sobre todo, subida de estrógenos, que hacen más permeables los vasos sanguíneos.


 

Etiquetas: salud

COMENTARIOS