¿A qué se debe el exceso de vello femenino?

También conocido como hirsutismo, el excesivo desarrollo del vello corporal en el sexo femenino se debe a un trastorno en la secreción o la acción de las hormonas masculinas -los andrógenos- que todas las mujeres poseen normalmente en la sangre.

"La síntesis exagerada de andrógenos por parte de los ovarios y las glándulas suprarrenales estimula los folículos pilosos de las zonas del cuerpo propias del crecimiento del vello masculino, es decir, la cara, el tórax, los muslos y los brazos", explica Javier Salvador, del Departamento de Endocrinología y Metabolismo de la Clínica Universitaria de Navarra, en Pamplona.

Las causas de este trastorno son múltiples. Los factores genéticos y raciales juegan un papel nada despreciable. Prueba de ello es que el exceso de vello es frecuente en las mujeres mediterráneas, mientras que resulta prácticamente inexistente en las japonesas. Por otra parte, el hirsutismo suele estar también ligado a la menopausia, la aparición de ciertos tumores masculinizantes del ovario y al consumo abusivo de anabolizantes, así como a la administración de determinados anticonceptivos y fármacos inmunosupresores, antiepilépticos y antihipertensivos, según el doctor Salvador.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS