¿Es la de Pisa la torre más inclinada?

¿Hay algún edificio que supere en inclinación a la célebre torre de Pisa? Así es, y te sorprenderá su espectacular arquitectura.

El récord a la torre más inclinada del mundo es para Capital Gate de Abu Dabi, un rascacielos que data de 2010. Sus 160 metros, que lo convierten en uno de los más altos de esta boyante ciudad de los Emiratos Árabes Unidos y capital del emirato homónimo, se distribuyen en treinta y cinco plantas y se inclinan dieciocho grados hacia el oeste, efecto conseguido gracias a los avanzados sistemas tecnológicos usados en su construcción. Este prodigio de la arquitectura moderna, que se ha convertido en un icono turístico de la urbe –a partir del piso decimoctavo es un hotel de cinco estrellas–, está anclado al suelo con 490 pilotes de unos 30 metros. Aparece en el libro Guinness de los Récords.

Si solo nos refiriéramos a las torres inclinadas de forma espontánea y con ninguna tecnología de por medio, tampoco sería la de Pisa la número uno, sino la de Suurhusen, en Alemania. Se trata del campanario de una iglesia gótica de ladrillo que fue torciéndose a causa del suelo pantanoso sobre el que fue construido: la inclinación llega a los 5,19 grados, cifra que supera en 1,22 a los 3,97 de la de Pisa. 

Un terreno inestable y los cimientos de mala calidad fueron las razones por las que el campanario románico de la ciudad toscana comenzó a ladearse tan pronto como se inició su construcción, en el siglo XII. Razones parecidas provocaron la inclinación de otras torres monumentales, como Huqiu (Suzhou, China), Kilmacduagh (Galway, Irlanda), Oude (Delft, Holanda), Nevyansk (Nevyansk, Rusia)…

 

Las torres inclinadas más famosas:

Si bien la de Pisa es probablemente la más famosa de su tipo, hay muchos edificios inclinados fascinantes en el mundo. Algunas son antiguas y se están inclinando debido a su edad o condiciones ambientales, mientras que otras son estructuras modernas que fueron diseñadas para mostrarse torcidas desde el principio. He aquí algunos ejemplos:

 

Pagoda de Tiger Hill, Suzhou, China

La Pagoda Tiger Hill, también conocida como Yunyansi, fue construida durante la dinastía Song. Tiene siete pisos de altura y ocho lados. Está completamente construida con ladrillo y se estima que pesa aproximadamente 6.000 toneladas. Su inclinación varía de arriba a abajo en más de 2,2 metros. Los ingenieros descubrieron que su cimiento es mitad roca y mitad tierra, y se han hecho esfuerzos para estabilizar este precioso monumento bombeando concreto al suelo. 

 

Edificio de oficinas Menzis por de Architekten Cie, Groningen, Países Bajos

Este edificio de oficinas en Groningen, Países Bajos, fue construido para la compañía de seguros Menzis. Estaba situado a las afueras de la ciudad y fue diseñado para inclinarse sobre la calle adyacente, gradualmente, a medida que los 12 pisos se elevan dentro del edificio. Está dividido en tres segmentos con forma de prismas idénticos. Cada uno de ellos tiene cuatro pisos y están cruzados por un atrio vertical. 

 

La torre inclinada de Nevyansk por Akinfiy Demidov, Nevyansk, Rusia

La pequeña ciudad de Nevyansk fue fundada por Pedro el Grande quien financió la construcción de la torre y es la estructura más famosa de la región de los Urales medios. Tiene ocho pisos, cada uno dedicado a una actividad diferente. ¿Fue una prisión, un campanario o una torre de vigilancia? Se desconoce. Fue construida con técnicas constructivas y materiales muy avanzados para su época, como el hormigón armado. Pero tenía un defecto menor de construcción y se ha mantenido ligeramente inclinada desde entonces.

 

Continúa leyendo