¿De verdad es tan nocivo el aceite de palma?

Este producto anda en boca de todos, por su ubicuidad y por las dudas acerca de sus efectos sobre la salud.

También te puede interesar: Descubren que el aceite de la planta del cannabis es altamente beneficioso para la salud
aceite de palma

En las galletas, en los cereales, en los snacks salados, en los helados, en la bollería industrial, en las pizzas, en las chocolatinas... El aceite de palma está por todas partes, y salir del supermercado sin algún producto que lo contenga resulta muy difícil. Su carácter polémico se explica porque cada vez más nutricionistas y científicos advierten de sus efectos perjudiciales para el organismo.

Hasta hace unos pocos años, se trataba de una sustancia muy apreciada. Obtenido a partir del fruto de la palma africana Elaeis guineensis (en la imagen), que se cultiva en Malasia e Indonesia principalmente, este aceite rebosa de vitamina E, y contiene más precursores de la vitamina A que las zanahorias y el tomate. Esta combinación le otorga un fuerte poder antioxidante.

Mala reputación 

Sin quitarle mérito a esas vitaminas, ahora las miradas de desconfianza se dirigen hacia uno de sus principales componentes, el ácido palmítico. Es un ácido graso mucho menos saturado que la mantequilla y que no contiene las peligrosas y prohibidas "grasas trans", es verdad. Pero no por eso se puede considerar saludable.

Según los expertos, el aceite de oliva sigue siendo una alternativa mucho más recomendable para cuidarse. Mientras que el aceite de palma puede provocar un aumento del colesterol LDL –el malo– y poner en riesgo la salud cardiovascular, el zumo de la aceituna posee efectos cardioprotectores probados. Eso sí, los costes de producirlo son muchísimo más elevados, lo que explica por qué muchos fabricantes han decidido prescindir de sus servicios.

¿Hace más agresivo al cáncer?

Por si fuera poco, el año pasado, Salvador Aznar y sus colegas del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona hallaron un vínculo entre una dieta rica en ácido palmítico y la agresividad del cáncer. Identificaron una proteína llamada CD36 capaz de iniciar y promover la metástasis, y cuya actividad se potencia con la ingesta habitual de grasas saturadas. Las pruebas con ratones con cáncer demostraron que este ingrediente provocaba que la frecuencia de las metástasis pasase de un 50% al 100%.

Los ecologistas le han declarado la guerra

A todas estas novedades sobre lo perjudicial del aceite de palma para la salud se une el daño que su producción produce en el medio ambiente. Su cultivo masivo está causando deforestación, pérdida de hábitats y unas elevadas emisiones contaminantes.

La Unión Europea incluso se ha planteado dejar de usar por completo el aceite de palma como biocombustible de aquí a 2020, después de saber que las importaciones de este producto en nuestro continente se vinculan a la destrucción de un millón de hectáreas de selva, una cifra que sigue creciendo.

"Casi todo el aceite de palma se cultiva en lugares que antes eran bosques tropicales", afirmaba un estudio publicado hace poco en la revista PLOS One. Las mayores víctimas de esta debacle son el orangután de Borneo, el tigre de Sumatra y las aves del Amazonas, pero otras muchas especies también peligran a medida que las lucrativas plantaciones de este árbol se extienden de manera implacable.

Etiquetas: alimentacióncuriosidadessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

¿De verdad es tan nocivo el aceite de palma?

Este producto anda en boca de todos, por su ubicuidad y por las dudas acerca de sus efectos sobre la salud.

También te puede interesar: Descubren que el aceite de la planta del cannabis es altamente beneficioso para la salud
aceite de palma

En las galletas, en los cereales, en los snacks salados, en los helados, en la bollería industrial, en las pizzas, en las chocolatinas... El aceite de palma está por todas partes, y salir del supermercado sin algún producto que lo contenga resulta muy difícil. Su carácter polémico se explica porque cada vez más nutricionistas y científicos advierten de sus efectos perjudiciales para el organismo.

Hasta hace unos pocos años, se trataba de una sustancia muy apreciada. Obtenido a partir del fruto de la palma africana Elaeis guineensis (en la imagen), que se cultiva en Malasia e Indonesia principalmente, este aceite rebosa de vitamina E, y contiene más precursores de la vitamina A que las zanahorias y el tomate. Esta combinación le otorga un fuerte poder antioxidante.

Mala reputación 

Sin quitarle mérito a esas vitaminas, ahora las miradas de desconfianza se dirigen hacia uno de sus principales componentes, el ácido palmítico. Es un ácido graso mucho menos saturado que la mantequilla y que no contiene las peligrosas y prohibidas "grasas trans", es verdad. Pero no por eso se puede considerar saludable.

Según los expertos, el aceite de oliva sigue siendo una alternativa mucho más recomendable para cuidarse. Mientras que el aceite de palma puede provocar un aumento del colesterol LDL –el malo– y poner en riesgo la salud cardiovascular, el zumo de la aceituna posee efectos cardioprotectores probados. Eso sí, los costes de producirlo son muchísimo más elevados, lo que explica por qué muchos fabricantes han decidido prescindir de sus servicios.

¿Hace más agresivo al cáncer?

Por si fuera poco, el año pasado, Salvador Aznar y sus colegas del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona hallaron un vínculo entre una dieta rica en ácido palmítico y la agresividad del cáncer. Identificaron una proteína llamada CD36 capaz de iniciar y promover la metástasis, y cuya actividad se potencia con la ingesta habitual de grasas saturadas. Las pruebas con ratones con cáncer demostraron que este ingrediente provocaba que la frecuencia de las metástasis pasase de un 50% al 100%.

Los ecologistas le han declarado la guerra

A todas estas novedades sobre lo perjudicial del aceite de palma para la salud se une el daño que su producción produce en el medio ambiente. Su cultivo masivo está causando deforestación, pérdida de hábitats y unas elevadas emisiones contaminantes.

La Unión Europea incluso se ha planteado dejar de usar por completo el aceite de palma como biocombustible de aquí a 2020, después de saber que las importaciones de este producto en nuestro continente se vinculan a la destrucción de un millón de hectáreas de selva, una cifra que sigue creciendo.

"Casi todo el aceite de palma se cultiva en lugares que antes eran bosques tropicales", afirmaba un estudio publicado hace poco en la revista PLOS One. Las mayores víctimas de esta debacle son el orangután de Borneo, el tigre de Sumatra y las aves del Amazonas, pero otras muchas especies también peligran a medida que las lucrativas plantaciones de este árbol se extienden de manera implacable.

Etiquetas: alimentacióncuriosidadessalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS