¿Cuánta gente habla esperanto en el mundo?

El esperanto es una lengua artificial que apareció en las últimas décadas del siglo XIX y que buscaba facilitar la comunicación internacional.

El esperanto es un idioma planificado que surgió a finales del siglo XIX como un idioma neutro e internacional que sirviera como puente entre todas las culturas y pueblos del planeta.  Desarrollado por el oftalmólogo polaco L.L. Zamenhof en 1887, utilizaba el apodo de “doctor Esperanto” para firmar sus libros y decidió que este fuera el nombre que recibiría la lingua franca que había desarrollado y que tanta falta hacía en un momento de expansionismo colonialista y primeros momentos de globalización.

El momento político y social en el que apareció el esperanto no fue precisamente el más tranquilo. En Europa, Gran Bretaña, Francia y Alemania participaban en una carrera contrarreloj para extender su influencia y sus respectivas lenguas (el inglés, el francés y el alemán) se disputaban la posibilidad de convertirse en un idioma internacional. Sin embargo, los respectivos gobiernos no estaban dispuestos a ceder tales privilegios a los hablantes de otras lenguas, por lo que ninguno de estos tres idiomas llegó a alzarse como lengua internacional. Fue entonces cuando hizo su entrada en escena el esperanto, que consiguió extenderse por su neutralidad, facilidad para aprenderlo y ausencia de connotaciones políticas.

Aunque hubo gobiernos que apoyaron y rechazaron el proyecto del esperanto por igual, esta polarización se llevó al extremo tras la Gran Guerra y durante la Segunda Guerra Mundial. El esperanto se solía asociar con ideologías más liberales y posturas de izquierda como el socialismo o el comunismo. Se estima que, en el periodo de entreguerras, había unos 20.000 hablantes del llamado ‘esperanto neutral’ y otros 10.000 del ‘no neutral’ o esperanto socialista. El esperanto vivió un renacimiento durante los últimos 50 años y actualmente cuenta con gran difusión y el respaldo de numerosas instituciones, organismos internacionales y gobiernos.

Hoy en día, el número ha aumentado considerablemente. Según declaraciones de Roberto Garvía, profesor del departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Carlos III de Madrid, a la Agencia SINC, se calcula que hay unos 100.000 hablantes fluidos de esperanto a nivel mundial.

El esperanto se caracteriza por tres rasgos distintivos: su internacionalidad, su neutralidad y su naturaleza sencilla y viva. Cosas como que sea un idioma completamente fonético o que no tenga género gramatical lo convierten en un idioma técnicamente sencillo de aprender y explican el tremendo éxito que ha tenido a lo largo de los años. Su popularidad ha llegado hasta tal punto que existen cursos para aprender el idioma, diccionarios y bibliotecas virtuales dedicadas únicamente al esperanto. Ya se han traducido más de 30.000 libros, películas y canciones a este idioma internacional e incluso cuenta con su propio día: el 15 de diciembre, coincidiendo con el nacimiento de Zamenhof, es el Día Internacional del Esperanto.

CONTINÚA LEYENDO