Patrocinado

Crímenes a bordo: ¿hay un detective en el barco?

La nueva serie de Netflix, 'Alta Mar', narra la historia de un asesinato a bordo de un trasantlántico. Te aclaramos si los cruceros y naves de pasajeros tienen la obligación de viajar con un policía o investigador privado.

Los barcos no llevan policía aunque sean auténticas ciudades flotantes con poblaciones superiores a las 3.000 personas. Tampoco deben llevar un detective privado pero sí tiene que embarcar personal de seguridad en un número adecuado al de los pasajeros. Este personal depende de las órdenes del capitán. La ley obliga a los cruceros a tener un sistema de vigilancia en vídeo, cuyas grabaciones puedan servir de evidencia en caso de juicio.

Cuando las víctimas denuncian un delito a bordo, son estos empleados de seguridad del mismo crucero y no las autoridades oficiales, quienes hacen las primeras indagaciones y recogen las pruebas, testimonios y evidencias, y son los encargados de custodiarlas hasta que el crucero llegue a tierra firme.

La falta de cifras y el vacío legal que implica estar en alta mar dificulta que haya personal adecuado para investigar cada tipo de crimen y para aplicar un procedimiento específico frente a cada delito y coloca a los pasajeros afectados en una situación de desprotección, especialmente las víctimas de agresiones sexuales.

En Alta Mar, la nueva serie de Netflix, la investigación del asesinato de una pasajera se verá obstaculizada por amores, intrigas y muchas mentiras... en un barco que esconde, en cada camarote, una historia y un oscuro secreto.

¿Quieres conocer más secretos y misterios en alta mar? Descúbrelos aquí

Continúa leyendo