¿Cómo se produce un terremoto?

Los terremotos o temblores de tierra son más comunes de lo que cabría imaginar, apareciendo con frecuencia en algunas zonas concretas del planeta como Japón, Indonesia, Chile.

Los terremotos o temblores de tierra son más comunes de lo que cabría imaginar, apareciendo con frecuencia en algunas zonas concretas del planeta como Japón, Indonesia y Chile y, en menor medida, en Perú, Estados Unidos, México o Irán.

 

Pero, ¿cómo se origina un terremoto?

 

Las placas tectónicas de las que está formada la corteza terrestre están en continuo movimiento, pero este suele ser lento e imperceptible. Sin embargo, cuando algo obstaculiza este desplazamiento y chocan entre sí, comienza a acumularse una gran cantidad de energía que acaba liberándose súbitamente cuando se produce un movimiento brusco de estas placas . Esta energía aflora en la superficie terrestre en lo que conocemos como terremoto. Los terremotos ocurren cuando se libera energía cuando estas placas se deslizan una sobre la otra.

 

 

 

Este tipo de sismo, llamado tectónico, abarca la gran mayoría de los terremotos que existen. El otro tipo de terremoto, menos común, es el volcánico, el cual se produce por la acción volcánica debido a la fuerza expansiva de los gases y vapores que producen explosiones cuando el magma asciende por la chimenea del volcán.

El suelo se mueve

 

A pesar de las apariencias, el suelo debajo de nuestros pies está constantemente en movimiento. Debajo se encuentra el manto, que consiste en una roca fundida caliente. El movimiento dentro del manto se rige por convección, lo que lo hace comparable al funcionamiento de una enorme lámpara de lava. La roca más caliente cerca del núcleo del planeta es menos densa y se mueve hacia arriba hacia la superficie. A medida que la roca se enfría, se vuelve más densa y se hunde.

Estas corrientes actúan como cintas transportadoras gigantes, impulsando placas tectónicas a lo largo de forma lenta pero segura hasta 10 cm por año, aunque parezca sorprendente es casi tan rápido a como crecen las uñas. Cuando las placas tectónicas se mueven una contra la otra, la fricción a veces hace que dos placas se atasquen cuando sus bordes irregulares se enganchan. Cuando esto sucede, la presión se acumula, hasta que finalmente la roca cede y las placas se deslizan repentinamente una con la otra. La energía almacenada se libera abruptamente y las vibraciones viajan en ondas de choque a través de la roca. 

Estas ondas sísmicas irradian en todas las direcciones desde el punto subterráneo donde se liberó la energía, conocida como el foco. Directamente sobre este se encuentra el epicentro del terremoto: el punto en la superficie de la tierra donde el terremoto se experimentará con mayor fuerza.

El resultado puede ser cualquier cosa, desde un temblor imperceptible hasta un terremoto completo, dependiendo de la cantidad de energía liberada.

Casi todos los terremotos se limitan a los límites de las placas tectónicas, pero predecir los terremotos individuales sigue siendo casi imposible. Afortunadamente, de los cientos de miles de terremotos que ocurren cada año, la mayoría son tan débiles que ni siquiera los notamos.

 

Efectos de los terremotos



Un terremoto daña edificios y terrenos, causa tsunamis y tiene muchos otros efectos desastrosos. Las sacudidas violentas de un terremoto derrumban los edificios, lo que causa la mayoría de las muertes y víctimas, destruye las líneas eléctricas y rompe las líneas de suministro de gas natural, causando incendios. La tierra también puede colapsarse o separarse, causando que caigan más edificios. Los tsunamis ocurren después de un terremoto en el fondo del océano. La onda de choque del agua viaja a través del océano hasta que se disipa o se encuentra con la tierra. Si la ola se encuentra con la tierra, el agua se acumula, creando una ola única o una serie de olas enormes que barren tierra adentro, causando muerte y destrucción.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO