Muy Interesante
Si dos grandes galaxias colisionan, sus agujeros negros se fusionan y se desplazan al núcleo, obligados por una fuerte atracción gravitatoria y expulsando las estrellas que encuentran en su camino. Los astros desmembrados producen unos chorros emisores de ondas de radio. Si estos cambian súbitamente de dirección, se considera que ambos agujeros negros ya se han unido.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking