Muy Interesante
La apiterapia se basa en la inoculación del veneno de la abeja común, Apis mellifera, para tratar diversas enfermedades, como artritis, psoriasis, verrugas, herpes, hernias, lumbalgias, asma, enfisema, hipertensión, varices y glaucoma. Es una técnica milenaria que ya usó Hipócrates para curar el reuma y que exige determinar previamente el grado de sensibilidad al veneno del paciente, para evitar un choque anafiláctico. Luego el médico pone las abejas con unas pinzas sobre ciertos puntos del cuerpo, como en la acupuntura. Según la dolencia, se "pica" al enfermo con uno o hasta 20 insectos a la vez.


La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking