Muy Interesante

Los videojuegos podrían mejorar el rendimiento cognitivo

Algunos padres temen que los videojuegos puedan ser perjudiciales para el bienestar de los niños, pero un reciente estudio avala sus beneficios.

Los juegos, ese tema polémico y tan debatido... Muchos estudios han expuesto, en ocasiones, ciertas asociaciones entre los videojuegos y el aumento de la depresión, la violencia y el comportamiento agresivo en general. De hecho, algunos padres al ser preguntados acerca de qué opinan de que su hijo pase varias horas jugando videojuegos, su respuesta es mostrar preocupación sobre los posibles efectos adversos en la salud mental y cognitiva de su progenie.
Sin embargo, un estudio reciente de casi 2.000 niños ha encontrado precisamente un buen abanico de beneficios para el bienestar de los más pequeños, concluyendo que los niños que juegan videojuegos durante tres horas al día o más se desempeñan mejor en las habilidades cognitivas relacionadas con el control de los impulsos y la memoria de trabajo en comparación con los niños que nunca jugaron videojuegos.
"Si bien no podemos decir si jugar videojuegos con regularidad causó un rendimiento neurocognitivo superior, es un hallazgo alentador y debemos seguir investigando en estos niños a medida que pasan a la adolescencia y a la edad adulta", explico Bader Chaarani, autor principal del estudio que recoge la revista Jama Network Open.


Ejecución cognitiva

Separaron a los participantes en dos grupos: los que informaron que no jugaban videojuegos versus los que jugaron esos juegos durante tres horas o más al día, y evaluaron su desempeño en dos tareas cognitivas que reflejaban su capacidad para controlar el comportamiento impulsivo y memorizar información, así como su actividad cerebral mientras realiza estas tareas.
63a3535c5bafe837086307ab

videojuegos-rendimiento-cognitivo

Lo cierto es que existe un número cada vez mayor de estudios que muestran que los videojuegos podrían producir efectos positivos en el cerebro. Esta nueva investigación apunta a que los que jugaban videojuegos habitualmente obtuvieron mejores resultados en las pruebas de memoria y control de impulsos en comparación con los que no jugaron, según el estudio. Los jugadores frecuentes también mostraron más actividad y niveles más altos de oxígeno en la sangre en las regiones frontales del cerebro, que están asociadas con tareas más exigentes.
“Este estudio se suma a nuestra creciente comprensión de las asociaciones entre jugar videojuegos y el desarrollo del cerebro”, dijo la directora del NIDA (Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas), Nora Volkow. “Numerosos estudios han relacionado los videojuegos con problemas de comportamiento y salud mental. Este estudio sugiere que también puede haber beneficios cognitivos asociados con este popular pasatiempo, que merecen una mayor investigación". El estudio tuvo precisamente el apoyo del NIDA y otras entidades de los Institutos Nacionales de Salud.
El estudio no distinguió entre los tipos de videojuegos a los que jugaban, pero los autores señalan que la mayoría de los niños tendía a jugar juegos de disparos y aventuras de acción de ritmo rápido en lugar de juegos de lógica de ritmo más lento como los rompecabezas.
Los investigadores señalan que no encontraron evidencia de una relación causal directa entre los videojuegos y las mejoras cognitivas. Por ello, enfatizan que se necesitan más datos para comprender mejor los daños o beneficios potenciales que los videojuegos pueden tener en los cerebros en desarrollo de los niños.
“Muchos padres hoy en día están preocupados por los efectos de los videojuegos en la salud y el desarrollo de sus hijos, y a medida que estos juegos continúan proliferando entre los jóvenes, es fundamental que entendamos mejor el impacto positivo y negativo que estos juegos pueden tener”, puntualiza Chaarani.
Referencia: October 24, 2022
Association of Video Gaming With Cognitive Performance Among Children
Bader Chaarani, ; Joseph Ortigara, ; DeKang Yuan, ; et al Hannah Loso, Alexandra Potter, Hugh P. Garavan, JAMA Netw Open. 2022;5(10):e2235721. doi:10.1001/jamanetworkopen.2022.35721

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking