Muy Interesante

Como cubas

Para muchas actividades humanas, sobre todo las más inconfesables, se han ideado decenas de eufemismos que intentan disimular o suavizar la realidad. Uno de los léxicos mas ricos es el que tiene que ver con el alcohol y su abuso.

Borracha es como se denomina la bota de vino. Por extensión, borracho es aquel que se embriaga habitualmente. También se dice ebrio, de donde surge ebriedad, o ebrioso, dado a la bebida.Emborrachar significa atontar, perturbar, pero también empapar. Así se emborracha la mecha de una lámpara cuando se inunda de combustible, y una tela cuando se destiñen sus colores tras un lavado. También hay bizcochos borrachos o sopas borrachas, que son aquellas hechas con pan o bizcocho mojados en vino y canela.
Borrachera es el efecto de emborracharse y también exaltación extrema por algo. Uno puede emborracharse de gloria, de dinero o poder. Pero volviendo al alcohol, son legión las palabras que definen sus consecuencias: mona, moña, tablón, trompa, curda, castaña, cogorza, melopea, tea, pedal, pedo o pedete. El catedrático de Lengua y Literatura Germán Suárez es autor del interesante libro Léxico de la borrachera, donde se recogen centenares de variantes, como estar achispado o agarrarse una peonza, palabra que tiene que ver con la falta de equilibrio del beodo, término que viene del latín bibitum, el que bebe. Picado es borracho en México; palo significa trago en Venezuela; pillar el saco es emborracharse en Cuba; y se dice tanguear en Ecuador a caminar haciendo eses.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking