Muy Interesante
En opinión de los botánicos, resulta más correcto decir planta insectívora que carnívora, porque básicamente se alimentan de pequeños insectos. De forma ocasional también pueden devorar ranas, sapos, ratones y otras criaturas menudas que caen fortuitamente en sus trampas. Ahora bien, este tipo de banquete sólo se lo puede permitir un reducido número de plantas insectívoras: las que tienen gran tamaño, como algunas especies de Nephentes. Originarias de Malasia, estas plantas tienen una trampa con forma de cántaro. Su pared interna está lubricada por un moco que hace resbalar la presa hasta el fondo.


La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking