Muy Interesante

Etiquetas:

Esta prenda que, en general, se coloca sobre el pecho y parte del abdomen absorbe el impacto de los proyectiles disparados por armas de fuego y explosivos. La superposición de capas de tejidos muy resistentes, como el Kevlar o el Twaron, impide que la bala o la metralla penetre en el cuerpo.

Para dispersar la energía recibida, se entrelazan las fibras, lo que aumenta su densidad, y se cubren con una resina. Los chalecos ligeros, construidos con poliamidas y plásticos, son eficaces ante las armas cortas. Los pesados, que incluyen compuestos cerámicos y metálicos, pueden detener incluso proyectiles de rifles automáticos.




La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking