Muy Interesante
Descubierta por científicos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, la metadona es un derivado sintético del opio que presenta menos riesgos tóxicos que otros narcóticos, como la morfina y la heroína. Su acción analgésica se produce en diferentes áreas del sistema nervioso central, alterando la percepción del dolor, así como la respuesta emocional del mismo.

Los estudios médicos han señalado que un miligramo de esta sustancia puede llegar a sustituir a cuatro de morfina y a dos de heroína, impidiendo la aparición del síndrome de abstinencia en el adicto. A la metadona, que se presenta en tabletas blancas y en un líquido de sabor amargo, le ha salido un prometedor competidor: el hidrocloruro de acetato levometadil (LAMM).





La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking