Muy Interesante

Etiquetas:

También conocida como otitis externa, se trata de una infección bacteriana del canal auditivo, aunque a veces tiene su origen en hongos. La otitis del nadador es mucho más frecuente durante la época estival, debido a la elevada temperatura ambiental y a la entrada de agua en el oído, a consecuencia de los reiterados baños en la playa o la piscina.

Los estafilococos, que pueden producir forúnculos, y las pseudomonas son las principales bacterias implicadas en esta infección. Los síntomas discurren con dolor, picores y una secreción purulenta y maloliente que a veces dificulta la audición.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking