Muy Interesante
Vulgarmente conocido como cera de los oídos, el cerumen es una sustancia densa, pegajosa y brillante constituida de grasas, como colesterol, ácidos grasos y ceramida. Es fabricado por las glándulas ceruminosas, que se hallan en el conducto auditivo externo. La función del cerumen es protectora, pues impide la proliferación de ciertas bacterias y hongos y la entrada de polvo y partículas; lubricante, al prevenir la desecación de la piel que tapiza el canal auditivo (asteatosis); y limpiadora, pues ayuda a barrer la suciedad acumulada en el oído.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking