Me voy a comprar un coche: ¿en qué debo fijarme?

Nuestro experto en motor, José Manuel González, nos responde a una de las preguntas que más se repiten a la hora de adquirir un coche nuevo. ¿Qué coche me compro?

José Manuel González nos habla desde uno de los puntos más densos de tráfico en Madrid, la Puerta de Alcalá. “Para los que estén intentando comprar un coche en Madrid, este desafío del tráfico de un lugar tan emblemático por el que tendrás que pasar, probablemente hará perder minutos u horas de sueño” y de navegación en internet.

 

“No quiero daros la solución, no vengo a contaros qué coche os tenéis que comprar, lo importante es saber ¿Qué coche necesito?” Actualmente vivimos un momento donde la oferta de este mercado nunca ha sido tan completa. Lo más importante es saber qué necesitamos y qué vehículo es el adecuado para nosotros.

 

Por eso, actualmente no existe ninguna opción mala, incluyendo el diésel. Si compramos un modelo de última generación de 2019 todos ellos, cualquier modelo y opción estarán dentro de la legislación, por lo que respetan el medio ambiente.

 

Opciones del mercado

 

¿Me compraría un diésel? “Sí, si yo tuviera que hacer muchos kilómetros diariamente. Hablo de 100-200 kilómetros diarios, por ejemplo. No se trata de una circulación urbana, claro está. En este caso, la opción idónea sería un coche con motor diésel”, explica el experto en motor.

 

¿Y la gasolina? Gracias a la tecnología, actualmente tenemos motores muy potentes por un consumo muy bajo. Para trayectos cortos, podemos optar perfectamente por un motor de gasolina.

 

González también nos habla de los motores mixtos: Un motor mixto gasolina-gas natural es capaz de llevarte por más de 1.000 kilómetros sin repostar.

 

Respecto al mundo híbrido-eléctrico, necesitamos más información técnica para no errar en nuestra elección. “Tenemos que tener claro que si un coche va a hacer muchísimos kilómetros de carretera, un coche híbrido no puede ser una buena opción”. Sin embargo, si vamos a hacer una conducción normal, donde nos vamos de vacaciones de vez en cuando, donde vamos a la compra, sí puede ser una buena opción”, aclara González. Lo importante es saber conducir este tipo de vehículo para sacarle el máximo partido.

 

“Pensad qué necesita vuestra vida, la parte emocional es muy importante a la hora de comprar un coche”, concluye el experto.

 

CONTINÚA LEYENDO