Vuelta al cole: ¿mejor con un SUV o un familiar?

¿SUV o familiar? Esa es la cuestión. Ambos tienen puntos fuertes con los que competir en el mercado. Sin embargo, todo dependerá de tus gustos y de tus necesidades a la hora de conducir.

Vuelta al cole
iStock

Ya hace tiempo que los SUV (Sport Utility Vehicle) están de moda. Tanto es así que podemos afirmar que uno de cada tres vehículos que se venden en España es un todocamino, lo que demuestra que el comprador sigue apostando por este tipo de vehículo que tan bien combina lo mejor de los todoterrenos y de los turismos convencionales. Sin embargo, no debemos olvidarnos de la existencia de los coches familiares que, aunque en los últimos años han perdido mucho terreno frente a los SUV, siguen siendo superiores en muchos aspectos. Así que, si estás pensando en comprar un coche nuevo ahora que llega la vuelta al cole y empieza la rutina del día a día, a continuación te recordamos las ventajas y los inconvenientes tanto de los SUV como de los familiares, para que acabes eligiendo el vehículo que mejor se adapte a tus gustos y a tus necesidades.

Volkswagen Tiguan
Volkswagen

Diseño y carácter

Si por algo destacan los SUV frente a los familiares es por su aspecto, ya que suelen ser más anchos, más altos y más largos. Además, la parte que comparten con los todoterreno les hace parecer coches más aventureros y divertidos que los familiares, que a menudo son percibidos como coches más aburridos. No obstante, estas ventajas se convierten en inconvenientes al transformarse esta mayor altura y mayor peso en una agilidad menor. El peso del todocamino también afecta a su aerodinámica, razón por la cual el familiar gastará menos, por norma general. Y es que, a mayor coeficiente aerodinámico, mayor resistencia y, por lo tanto, mayor consumo.

Además, el hecho que de que sean más grandes que los familiares no quiere decir necesariamente que ofrezcan mayor habitabilidad, puesto que muchas veces el diseño exterior disminuye el espacio disponible en el interior del habitáculo. Si bien es cierto que existen SUV con maleteros grandes, también es verdad que un familiar siempre ganará esta partida gracias a su boca de carga situada a una altura inferior. Por no hablar de su volumen de almacenamiento, que acaba siendo tanto o más grande que el del todocamino.

Seat León ST
Seat

Más espacio

Una ventaja que ofrecen los SUV frente a los familiares es que su altura ayuda a los padres y madres a meter y a sacar a los niños en el coche. De esta manera, es mucho más fácil atarlos e, incluso, colocarlos en la sillita cuando la edad del niño aún lo requiere. Y, por la misma razón, los pasajeros pueden disfrutar de un mayor espacio para la cabeza dentro del habitáculo. Además, la posición más elevada de conducción ofrece una mejor visión de la carretera al conductor y, como consecuencia, una mayor seguridad.

Llegados a este punto, creemos que lo más aconsejable antes de decidiros por uno o por otro es poner en orden vuestras prioridades. Es decir, si lo más importante para vosotros es la seguridad, la comodidad y el diseño, decantaros por un SUV. En cambio, si preferís quedaros con una buena aerodinámica y agilidad a la hora de conducir, escoged un familiar.

Continúa leyendo