Ofrecido por Volvo Cars

Volvo será la primera marca ‘full electric’ del mercado

El ambicioso proyecto de Volvo no se limita a sus vehículos, sino que se extiende a toda su cadena de producción.

A las puertas de 2020, uno de los retos de las sociedades humanas es crear industrias más sostenibles para afrontar la emergencia climática. En este sentido, el sector del automóvil, que es uno de los más importantes de España, se ha preocupado por ofrecer a los conductores alternativas de vehículos híbridos y enchufables.

¿Qué preocupa a los usuarios de automóviles hoy en día? Si hace décadas la seguridad era una prioridad, ahora la sostenibilidad se ha convertido en el futuro del sector. Al igual que Volvo fue referente en seguridad durante el siglo XX, en el presente es el mejor candidato a liderar la transición ecológica en el sector del automóvil.

La industria ha contribuido a la emisión de gases que contribuyen al cambio climático; esta es una evidencia que los fabricantes nunca han pretendido negar. El cambio climático ha hecho del planeta un lugar menos seguro, algo que va en contra de los valores que siempre han caracterizado a Volvo Cars. Por ello, no es de extrañar que hoy estén decididos a realizar una completa transición que revolucionará el sector.


¿Qué significa ser ‘full electric’?

Para liderar una revolución en un sector como el automóvil, hay que ser decididos. Volvo se ha mostrado firme: a partir de ahora, cada nuevo modelo de Volvo será eléctrico y la marca lanzará uno puramente eléctrico cada año de aquí a 2025.

Y, por si este proyecto no fuera lo  bastante ambicioso, el concepto ‘full electric’ de Volvo no se limita solo a la fabricación de vehículos, sino que también se traslada a toda su cadena de producción. La compañía se ocupará de que todas sus plantas funcionen con energía renovable.

Estos dos objetivos, calcula Volvo, permitirán reducir la huella de carbono por vehículo durante toda su vida útil en un 40%, la mitad, de las emisiones del tubo de escape; y la otra mitad, por la reducción del CO2 originado en la cadena de suministro y durante la fabricación del vehículo.


¿Puede una cadena de montaje ser sostenible?

La idea de que cada nuevo vehículo de Volvo sea eléctrico es bastante coherente, pero el hecho de que toda su fabricación también lo sea puede parecer, a priori, lo más complicado de conseguir. No obstante, ya hay casos de éxito similares, de los que Volvo ha obtenido inspiración. La fábrica Skövde, en Suecia, fue designada en 2018 como climate neutral site, es decir, la primera fábrica no contaminante del mundo. Una etiqueta que la marca Volvo Cars está decidida a conseguir para el año 2040.


Comprometerte con el medio ambiente tiene ventajas

Según los datos de Volvo, sus híbridos enchufables se conducen en modo pure o híbrido el 40% de la distancia total del recorrido. Pero esto no es suficiente para reducir la huella en el medio ambiente y los costes de funcionamiento. Volvo quiere fomentar la conducción en modo puramente eléctrico.

Si tú, como conductor, también estás decidido a comprometerte con el cuidado del medio ambiente, Volvo quiere recompensarte por ello: un año de electricidad será gratis para los clientes que haya comprado un híbrido desde el 16 de octubre de 2019, precisamente la fecha de la presentación a nivel mundial el primer vehículo 100% eléctrico de Volvo: el Nuevo Volvo XC40 full electric.


La industria del automóvil no tiene por qué ser ajena a los compromisos internacionales de conservación del medio ambiente. En este sentido, Volvo Cars vuelve a alinearse con la filosofía que le ha convertido en referente: su compromiso de hacer del mundo un lugar más seguro.

Continúa leyendo