Ofecido por Volvo Cars

Volvo lidera la transición hacia una industria del automóvil 100% sostenible

Ha presentado un ambicioso plan de sostenibilidad para convertirse en una marca ‘full electric’, no solo en sus vehículos, sino en toda su cadena de producción.

Si Volvo ya se caracterizaba por ser una marca pionera en la seguridad de las personas al volante, su nuevo y ambicioso plan de transición energética la convierte ahora en líder del sector en el cuidado del planeta. Así es: Volvo quiere convertirse en una marca ‘full electric’, no solo en sus vehículos, sino en toda su cadena de producción.

El pasado 16 de octubre, el CEO de Volvo Cars Hakan Samuelsson presentó a nivel mundial el primer vehículo 100% eléctrico de Volvo: el Nuevo Volvo XC40 full electric. Pero no se trata de un lanzamiento cualquiera, sino que es el primer paso de un detallado plan de sostenibilidad: desde ahora, cada nuevo modelo de Volvo será eléctrico y la marca lanzará uno puramente eléctrico cada año de aquí a 2025. Y lo que es más; para el citado año, la intención de la marca es que todas sus plantas funcionen con energía renovable.

Con este planteamiento, que se engloba bajo la campaña Freedom to move, Volvo calcula que logrará reducir la huella de carbono por vehículo durante toda su vida útil en un 40%. Un 50% de esta reducción procederá de las emisiones del tubo de escape; otro 25% provendría de la redución del CO2 originada por la cadena de suministro; y el 25% restante, de una reducción del CO2 emitido por la fabricación del vehículo.


¿Cómo logrará Volvo su ambicioso objetivo?

La industria del automóvil no tiene por qué ser ajena a los compromisos internacionales de conservación del medio ambiente. La fábrica Skövde, en Suecia, se convirtió en 2018 en la primera fábrica no contaminante del mundo, la conocida como climate neutral site. Este compromiso, que se ha extendido porotras compañías en China y Estados Unidos, es ahora la senda que quiere emprender Volvo hasta convertirse en climate neutral para el año 2040. Un recorrido que podrá realizarse, entre otras cosas, gracias a que los proveedores de fabricación de vehículos mantienen una determinación cada vez más firme en la utilización de materiales ecológicos. Así, Volvo quiere convertir la movilidad en una aliada más de la sostenibilidad del planeta, y de la vida de las personas.


Volvo premia a los conductores con electricidad gratis

Para emprender el reto de convertirse en el fabricante de vehículos más sostenible del mundo, se necesita el compromiso de todos. Por ello, Volvo quiere premiar a sus conductores más sostenibles: Volvo regalará un año de electricidad a los clientes que haya comprado un híbrido desde el 16 de octubre de 2019. Un premio al compromiso por la sostenibilidad del planeta, pero que sirve también para alentar a los conductores a aumentar su cantidad de conducción en modo eléctrico: conducir en modo puramente eléctrico no solo disminuye la huella en el medio ambiente, sino también los costes de funcionamiento.

Los datos de Volvo Cars demuestran que, en los principales mercados europeos, los híbridos enchufables de Volvo se conducen en modo pure o híbrido el 40% de la distancia total del recorrido, cerca de la mitad de un vehículo totalmente eléctrico.


Volvo conecta con lo importante: primero, la vida; ahora, el medio ambiente

En 1959, el ingeniero de Volvo Nils Bohlin introdujo el cinturón de seguridad de tres puntos. Desde esta innovación, que salva cada año miles de vidas, Volvo mantiene su espíritu de compromiso con lo importante: primero, la seguridad al volante; y ahora, el cuidado del medio ambiente, vital para conservar nuestros ecosistemas y nuestra calidad de vida.

Continúa leyendo