Una nueva era para Seat

El Cupra Born inicia su fabricación en la planta de Zwickau (Alemania) y será la estrella del Automobile Barcelona 2021, que dará comienzo el 30 de septiembre.

Cupra
Cupra

Septiembre es el mes de los nuevos comienzos. El inicio de un curso con todas las ilusiones por delante, retos y desafíos que proponemos alcanzar tanto en el aspecto personal como profesional. Son 30 días para exprimir las energías cargadas durante el verano, o eso mismo han pensado en Seat y Cupra. A día 28 del mes nueve se hace público el inicio de la producción del Cupra Born en la planta más grande e importante de vehículos eléctricos de Europa, situada en Zwickay (Alemania).

El primer modelo 100% eléctrico de Cupra reunió al consejero delegado de la marca, Wayne Griffiths, y los miembros del Consejo de Administración para conmemorar el inicio de una nueva era para Seat. Fueron recibidos por Stefan Loth, presidente del Consejo de Administración de Volkswagen Sajonia y antiguo director de la planta de Martorell. En esa planta también se fabrican los Volkswagen ID3, el Volkswagen ID4, el Audi Q4 e-tron y el Audi Q4 Sportback e-tron.

Una celebración que coincide con el Salón Automobile Barcelona, que estará abierto al público a partir del jueves 30 de septiembre. Antes ha pasado por el Salón Internacional del Automóvil de Múnich (IAA), una cita que Seat aprovechó para hablar de su ofensiva eléctrica. Una hoja de ruta de la que se escriben las primeras letras para alcanzar el clímax de la historia en 2030, cuando pretenden ser una firma completamente eléctrica. “El Born es el impulso de la transformación de la compañía y el inicio de la ofensiva eléctrica de Cupra” afirmó Griffiths durante los paseos entre las líneas de producción. “Nuestra ambición es producir más de 500.000 vehículos eléctricos al año en España para diferentes marcas del Grupo” sentenció al ser preguntado sobre su proyecto en el país de la firma.

Cupra
Cupra

Eléctrico y pasional

El Cupra Born tiene la ardua tarea de mantener la esencia deportiva y emocional pese a ser eléctrico. Con él arranca la ofensiva y la transformación de la compañía, que ha centrado sus esfuerzos en la firma que mejor le funciona en el mercado. Las primeras unidades del Born salieron de la línea bajo aplausos e ilusión, dado que con él la empresa quiere aumentar el mix de Cupra hasta el 20% de matriculaciones de la alianza catalana. Eso supondrá alcanzar nuevos mercados internacionales y elevar el ratio cero emisiones de sus ventas globales, lo que reducirá las posibles multas en Europa.

Llegará a España a partir de noviembre y también supondrá un nuevo modelo de distribución. La relación de Cupra con su cliente es distinta, de modo que la entrega irá por el mismo camino. Además, los usuarios y orgullosos propietarios de un Cupra podrán contratar ese servicio mediante un modelo de suscripción, como harías con Netflix o Spotify.

Lo más importante de la visita a la planta no era reunir a los altos cargos, era hacer notar el cambio de paradigma en Cupra. Con el Born se alcanza un concepto novedoso en la producción de coches: la neutralidad de carbono. Eso se consigue utilizando energía procedente de fuentes renovables y recurriendo a materiales sostenibles como el de Seaqual Initiative utilizado en los asientos tipo baquet, que proviene de plástico rescatado del Mediterráneo.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo