Ona como pez en el agua con Mazda

La deportista olímpica Ona Carbonell se alía con la firma nipona para ser la imagen y embajadora de su primer eléctrico, el Mazda MX-30.

Mx-30 Ona
Mazda

Las colaboraciones entre marcas y deportistas son habituales, empezando por los equipos de competición. Para encontrar una alianza coherente y natural es necesario ser consciente de las filosofías de vida de ambas partes, sus expectativas y sus carreras. Ona Carbonell, la nadadora española con más medallas en la historia de los mundiales de natación, se alía con Mazda en su camino hacia la electrificación. La medallista olímpica se convierte así en la imagen y embajadora de su primer modelo cero emisiones, el Mazda MX-30. En el evento que escenificó dicha colaboración, Carbonell pudo dar sus primeras impresiones al volante de este urbanita de diseño vanguardista. 

Ona Carbonell se ha pasado casi tanto tiempo de pie como bajo el agua. Su implicación con este medio le ha ayudado a ser consciente de su importancia, más allá del deporte y la competición. Se conoce la defensa de Carbonell por el medio ambiente y, desde el primer momento que se planteó la colaboración, la nadadora reconoció el concepto de sostenibilidad 360º del Mazda MX-30. Su autonomía real, de unos 160 kilómetros,  y su motor eléctrico de 143 CV le serán muy útiles para moverse entre el tráfico de su ciudad de forma cómoda y silenciosa.

Ona
Mazda

El coche que recicla

Este SUV compacto no solo se propulsa mediante energía eléctrica, también equipa unas baterías ligeras que minimizan la huella ambiental durante la fabricación del coche. Tal y como os contamos en esta galería sobre el Mazda MX-30, el interior del coche recurre a materiales reciclados para algunas piezas. Por ejemplo, los asientos de este urbanita utilizan un tejido generado a partir de botellas PET y el corcho está presente en zonas como las puertas. 

El corcho es un elemento clave en Mazda, que inició su camino como empresa en ese sector. Hace más de cien años decidieron lanzarse al mercado del automóvil pero poco después sufrieron el peor golpe de su historia: cayó la bomba de Hiroshima sobre su pueblo. De su espíritu de superación también ha sido consciente Ona Carbonell, que se ha sentido inspirada por su pasado y la capacidad de mirar hacia el futuro. Un porvenir que tiene mucho de eléctrico.

Ona
Mazda

Una alianza natural

Ona Carbonell es conocida por su buen gusto y su afición a la moda, sin estridencias y con clase. Su carrera como capitana del equipo español de natación sincronizada le ha llevado a valorar el movimiento a un nivel superior, detectando belleza allá donde nosotros solo vemos un coche circulando. Según Ona: “Conduciendo estamos realizando un movimiento artístico, creas arte cuando conduces y además liberas tu mente, dando rienda suelta a tu creatividad”. Unas palabras que coinciden a la perfección con la filosofía de diseño Kodo -Alma del movimiento- utilizada por Mazda desde hace 10 años

El proceso artesanal que siguen los maestros Takumi sobre las esculturas de arcilla es muy similar al trabajo de las nadadoras con su cuerpo. Con cuidado y destreza moldean sus figuras para mostrar líneas puras y dinámicas, como si su espíritu estuviera al mando. Por ese motivo, Carbonell destacó el placer de poder conducir un coche como el MX-30, que además presenta soluciones originales como las puertas de apertura inversa para los pasajeros de atrás.

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo