Los neumáticos son clave en el ahorro de combustible

Seguir una serie de pautas para mantener los 'zapatos' de tu coche en buen estado será primordial. Debes comprobar la presión, chequear el dibujo y hacer el paralelo

Que los neumáticos de tu coche son uno de los elementos de seguridad activa más importantes de tu coche no es ninguna novedad. De hecho, son el único punto de contacto del vehículo con la carretera, por lo que elegir el adecuado y realizar un correcto mantenimiento debe ser prioritario para todo conductor. Para ello, la Agrupación de Fabricantes de Neumáticos de España (Afane) nos ayuda con unas claves para que sepamos cuidar los 'zapatos' del coche y así lograr una mayor seguridad y ahorro de combustible. Porque sí, esto puede ayudarnos a reducir el consumo del coche. "Es esencial para los consumidores en un momento en el que el combustible es muy caro y afecta a la economía familiar de forma considerable", detallan desde la agrupación.

En primer lugar, para ahorrar gasolina "es indispensable tener los neumáticos en buen estado". Por este motivo, se debe comprobar la presión de la rueda (siempre con los neumáticos en frío) para lograr las mejores prestaciones del vehículo. Esto se debe hacer de vez en cuando para una mejor conducción en nuestro a día, y siempre antes de un largo trayecto. Hay que tener en cuenta que la presión ideal va en función de cada vehículo, pero también influyen otros factores como el número de pasajeros, la velocidad media, el tiempo, o el equipaje.

También chequear el dibujo y el desgaste del neumático, especialmente en los meses verano, pues el calor puede hacer que el asfalto alcance unas temperaturas de hasta 70ºC. Lo que hace que el desgaste del neumático aumente. Y nunca olvidar que cualquier vehículo que circule con una profundidad del dibujo inferior a 1,6 mm, "no solo carece de las garantías de seguridad necesarias, sino que legalmente no está habilitado para transitar por la carretera".

Asimismo, circular con el paralelo del vehículo en mal estado acelera el desgaste de los neumáticos sin que en muchos casos el conductor se percate. Algunas de sus consecuencias son un desgaste mayor e irregular, frenadas menos efectivas, mayor ruido de rodadura y aumento de las vibraciones en la conducción, y por lo tanto, mayor gasto de combustible.

Saber escoger

De igual modo, para lograr una mayor eficiencia cuando circulamos hay que saber elegir el neumático que nuestro coche necesita. "Hay que ser selectivo a la hora de comprar y optar por el modelo más adecuado". ¿No lo tenemos claro? Afane detalla que una etiqueta "no es más que un sistema estandarizado, similar a la etiqueta energética de los electrodomésticos, que incluye información completa y especificaciones claras sobre, básicamente, tres aspectos: los niveles de eficiencia de un neumático en el consumo energético -de combustible- del vehículo; la adherencia sobre suelo helado, mojado y nevado y, por último, el ruido exterior que produce. Es, en definitiva, una herramienta que contribuye a la mejora de la seguridad vial, el medio ambiente, y que genera transparencia al ofrecer de forma clara la información de los fabricantes de neumáticos a los automovilistas y los profesionales de los talleres mecánicos".

No solo para la nieve

invierno
Neumáticos de invierno

Además, hay que resaltar que la opción más segura para conducir en los meses más fríos del año son los neumáticos de invierno. Y es que ante condiciones climatológicas adversas, cuando las cubiertas estándar pierden adherencia, los neumáticos de invierno aumentan el control del vehículo y la movilidad gracias a sus especiales características en cuanto a compuestos de goma y escultura de la banda de rodadura. En concreto, y según añade Afane, este tipo de neumáticos, "gracias a los compuestos con los que están fabricados y al diseño de su banda de rodadura, superan ampliamente la eficacia de los neumáticos estándar cuando la temperatura es inferior a los 7ºC, ya sea sobre carreteras secas, mojadas, heladas, con barro o con nieve. Garantizan así las principales cualidades que los conductores demandan de sus neumáticos, especialmente cuando las condiciones de adherencia se complican: capacidad de tracción, control en todas las circunstancias y posibilidad de detenerse con seguridad".
 

 

También te puede interesar:
José Manuel González Torres

José Manuel González Torres

Viviendo el motor desde la pasión. Porque el motor es belleza, es sonido, tiene aromas. Es piel, y el sabor que te deja es adictivo.

Continúa leyendo