Limpieza contra el coronavirus: cómo limpiar tu vehículo a fondo

El estado de alarma prohíbe la movilidad excepto necesidades básicas pero, para aquellos que deben seguir cogiendo su coche para ir a trabajar, os dejamos unos consejos de cómo limpiar el vehículo a fondo.

Lavarnos las manos ha pasado a ser un gesto de solidaridad, y muchos han aprendido cómo hacerlo estos últimos días. La pulcritud y la limpieza será nuestro mejor aliado contra el coronavirus; eso y obedecer las restricciones de movilidad impuestas a raíz de la aplicación del estado de alarma. El objetivo de la cuarentena lo conocemos todos: frenar la curva de infectados para que los hospitales no colapsen. Todos debemos quedarnos en casa, pero existen excepciones que permiten el uso del transporte público o el privado, de manera individual.

¿Puede mi coche contener SARS-CoV-2 en su interior? Puede ser un foco de contagio en caso de haber estado en contacto con alguien portador del virus. Un estudio del Instituto Nacional de Alergia y enfermedades infecciosas estimó que el virus podría permanecer cuatro horas en el cobre, 24 horas en cartón y hasta dos o tres días en plástico y acero inoxidable.

Algunos vehículos serían capaces de bloquear la entrada de patógenos al habitáculo. Tesla ya desarrolló un filtro de aire que es capaz de aislar a sus ocupantes ante un ataque biológico; pero Geely ha ido un paso más allá. Este fabricante chino ha ideado el Geely Icon, un SUV prémium que impedirá la entrada de microorganismos a su interior mediante un filtro de partículas. Se venderá en su país y, si bien el vehículo estaba desarrollado con anterioridad, el sistema inteligente de purificación del aire se ha ideado tras la crisis del COVID-19.

Para 'el resto de los mortales'


El Geely Icon ha recibido más de 30 000 reservas desde su lanzamiento el 24 de febrero, pero los españoles deberemos idear otras alternativas frente al coronavirus. Limpiar en profundidad el interior del habitáculo, y algunos elementos exteriores, será nuestra arma definitiva.

En primer lugar deberemos aspirar el habitáculo al máximo, incluso los rincones más escondidos y recónditos pueden conservar tierra, arena, polvo o restos biológicos, como pelos. Las alfombrillas pueden ser de plástico o tela: en el primer caso bastará con darles con una manguera a presión, e incluso fregarlas con lejía; para las de tela, es recomendable un cepillo y terminar con un trapo húmedo. La aspiradora también puede servir para liberar las obstrucciones de las rejillas de ventilación, y luego podremos limpiarlas con un pincel.

El salpicadero es un elemento de mucho contacto, así que debemos ponerle empeño. Recomendamos el uso de una bayeta de microfibra para no realizar pequeñas rayadas que luego pueden verse a contraluz. También hay limpiadores específicos, pero son más caros.

No nos podemos olvidar de las manetas, el pomo del cambio, del freno de mano (si tiene) y los mandos tras el volante. Estos son los puntos críticos del vehículo y deberemos prestar especial atención a su desinfección. Como no contamos con una máquina de liberación de ozono, lo más recomendado contra el SARS-CoV-2, deberemos utilizar toallitas multiusos desinfectantes. Eso sí, el tratamiento de ozono es un servicio habitual que cuesta cerca de 20 euros y que es recomendable, pero no definitivo.

José Manuel González Torres

José Manuel González Torres

Viviendo el motor desde la pasión. Porque el motor es belleza, es sonido, tiene aromas. Es piel, y el sabor que te deja es adictivo.

Continúa leyendo