La inmersión de Jeep en el séptimo arte

Diversas generaciones de los modelos Jeep han protagonizado momentos mágicos en la pequeña y la gran pantalla desde la década de los 50, coincidiendo con el lanzamiento de las primeras versiones civiles del Jeep Willys

Dennis Nedry conduce a toda velocidad sobre la superficie embarrada por la lluvia. El informático del Parque Jurásico está traicionando a su jefe, John Hammond, y pretende cederle embriones de dinosaurios congelados a la competencia a cambio de una buena suma de dinero. Pero durante su trayecto pierde el control del vehículo y se acaba saliendo del camino, dejando al Jeep sin la tracción suficiente para continuar su huida. Intentando arreglar la situación, Nedry se topa con un dinosaurio. De primeras lo ignora, acto seguido lo trata como si fuera un perro, tirándole un palo para que vaya a buscarlo y, mientras se dirige de vuelta al Jeep, Nedry resbala y cae al suelo. El dinosaurio se le acerca, comienza a ponerse tenso y termina desplegando dos grandes volantes en su cuello mientras emite un grito terrorífico y escupe un veneno viscoso sobre el informático. Unas de las escenas míticas de 'Parque Jurásico' (Steven Spielberg, 1993) tiene un gran protagonista, quizás no el principal: un Jeep.

Y es que el séptimo arte y Jeep pueden presumir de una relación fructífera que supera ya las seis décadas. Si detrás de las cámaras, los vehículos de la marca han sido un medio ideal para transportar actores, equipos y material de rodaje a los lugares más recónditos, las diversas gamas de Jeep han sido parte esencial de una gran variedad de producciones desde los años 50. De hecho, Jeep no se estrenó en el séptimo arte con una cinta bélica o ambientada en la naturaleza más salvaje sino con un film de suspense, 'El Hombre con mi Cara' (1951), un inquietante thriller en el que se juega con la suplantación de la personalidad del protagonista.

Las películas de aventuras han sido un género en el que Jeep, por las prestaciones de sus modelos, siempre ha estado muy presente. Tras aparecer en la longeva serie de televisión 'Lassie' (1954-74), Jeep no dudó en salir de safari en el África más recóndita en compañía de John Wayne en '¡Hatari!'(1962). Dirigido por Howard Hawks, este film muestra la camaradería y la profesionalidad de los héroes 'hawksianos' en todo su esplendor además de incorporar un clásico de Henri Mancini 'La Marcha del Bebé Elefante', en su banda sonora. Un año antes, Jeep hacía su debut en el cine español como vehículo militar en Botón de Ancla, protagonizada por el Dúo Dinámico.

jeep
Jeep

En tiempos más recientes, el Jeep Wrangler es el automóvil perfecto para descubrir a los dinosaurios, hacerlos frente y escapar de los T‑Rex en Parque Jurásico (1993), un film dirigido por Steven Spielberg en el que el todoterreno más clásico de la marca disfruta de muchos minutos de pantalla. Precisamente, el director de Cincinnati aparece con cara de pocos amigos al volante de un Jeep CJ 7 en una escena de 'Regreso al Futuro' (1985) en la que Marty McFly, con su inseparable monopatín, se engancha al paragolpes trasero para no llegar tarde a clase. En la segunda parte de esta franquicia, ambientada en un 2015 'alternativo', aparece un Jeep Wrangler YJ de 1987 con pintura de camuflaje y totalmente equipado para la aventura.

jeep
Jeep

En 'Twister' (1996) cobra especial protagonismo el Jeep Pick Up Honcho Townside que se enfrenta al tornado mientras que el Jeep Cherokee es el vehículo de la familia Peletier en la serie televisiva 'The Walking Dead'.

Así, la presencia de Jeep en el cine ha tenido su reflejo en la gama en forma de series especiales y ediciones limitadas. Un ejemplo muy recordado es el Jeep Wrangler Rubicon Tomb Raider Edition, basado en el vehículo en el que Lara Croft protagoniza la escena del paracaídas en 'Tomb Raider. La Cuna de la Vida' (2003). En el género de los superhéroes el Jeep Renegade Dawn of Justice Special Edition presenta muchas de las características únicas del automóvil que aparecía en 'Batman vs Superman, el Amanecer de la Justicia' (2016).

José Manuel González Torres

José Manuel González Torres

Viviendo el motor desde la pasión. Porque el motor es belleza, es sonido, tiene aromas. Es piel, y el sabor que te deja es adictivo.

Continúa leyendo