Vídeo de la semana

El Tavascan se hará realidad en 2024

Llegará en 2024 e irá un paso más allá del Volkswagen ID.4 con más de 500 kilómetros de autonomía.

Tavascan
Cupra

Seat nos tiene acostumbrados a los bombazos informativos en el momento menos esperado. Por ese motivo, durante la conferencia de prensa anual organizada por la firma catalana se respiraba cierta tensión y expectación. Wayne Griffiths, actual presidente de Seat y Cupra, no decepcionó y fueron varios los titulares que acompañaron una sesión en la que también se habló de números. Pero vayamos por partes. La primera, y más esperada, noticia es la consecución de un sueño que vislumbramos durante el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2019: el Cupra Tavascan.

Este crossover, de carácter marcado y proporciones extravagantes, lució como un concept car en el salón alemán. Su éxito no se hizo esperar y hace unas horas Griffiths lo presentó bajo este compromiso: “Nuestro sueño se ha cumplido: el CUPRA Tavascan será una realidad. Basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, se diseñará y desarrollará en Barcelona y llegará a Europa y a los mercados internacionales en 2024”.

Llegará en 2024

El Tavascan será el segundo modelo 100% eléctrico de la firma, dado que el Cupra el-Born llegará a finales de este 2021. Su espíritu llevará un paso más allá la visión deportiva de la firma de Martorell, con dosis de aerodinámica sobresalientes y un diseño que no dejará a nadie indiferente. Todavía no se han desvelado los datos esenciales de su carrocería, como su tamaño, altura y habitabilidad interior. Sin embargo, las primeras imágenes de este eléctrico nos conceden margen a la imaginación y la creación de expectativas.

El Tavascan llegará en 2024, cuando el Volkswagen ID-4, Ford Mustang Mach-E, BMW iX3 y Tesla Model Y lleven meses de ventaja en el mercado. Como ha sucedido con el Cupra Formentor, la promesa reside en unas sensaciones altamente emocionales al volante y la posibilidad de escoger entre diferentes versiones de su portfolio.

tavascan
Cupra

Cuestión de imaginar

Tenemos muy pocas certezas sobre el Tavascan. Una de ellas es que no se fabricará en Martorell pese a que su desarrollo completo se realizará en Barcelona, concretamente el equipo de I+D de la planta. Este SUV coupé, con nombre de pueblo del Pirineo, se construirá sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, una arquitectura que nos aventura una autonomía homologada superior a los 500 kilómetros y potencias por encima de los 300 CV.

El vídeo filtrado por la firma nos deja ver ciertos guiños estéticos que nos recuerdan al Formentor, pero es todavía más Cupra. Las líneas marcadas de su silueta, con especial mención a los blisters laterales que elevan la cintura hasta los grupos ópticos posteriores. Unos faros que siguen el estilo marcado por los modelos actuales pero de tamaño afilado y con el logotipo Cupra iluminado en el centro del portón coupé, un detalle que veremos si llega a producción.

En su interior destaca el minimalismo y la gran pantalla central, colocada en posición horizontal y no vertical como sucede con alguno de sus rivales como el Mach-E o Model Y. El volante deportivo con los mandos satélite es una especie de promesa: el Tavascan tendrá garra. Por ahora nos muestran un habitáculo para cuatro personas, con asientos individuales y materiales nobles y altamente tecnológicos. Veremos su evolución con el paso de los meses.

Continúa leyendo