El Lexus RX 450h de Roberto Bautista

Lexus España continúa con la fuerte vinculación que tiene con el deporte, como parte de su compromiso con la excelencia y los valores que el deporte transmite

Lexus y Roberto Bautista renuevan el acuerdo que se inició en 2019 y que tendrá una duración de un año e incluye la colaboración del tenista en las acciones de la marca. Además, Roberto Bautista conducirá un Lexus RX 450h durante el periodo de duración del contrato.

El reconocido tenista a nivel mundial y actual número 19 en el ranking de la ATP, Roberto Bautista, será por lo tanto embajador de la marca por un año más. De esta manera, Lexus España continúa con la fuerte vinculación que tiene con el deporte, como parte de su compromiso con la excelencia y los valores que el deporte transmite, apoyando a través de diferentes patrocinios y colaboraciones, como en el hockey con el SPV Complutense, y ahora de nuevo con el tenis y Roberto Bautista.

Roberto Bautista, este año ya ha disputado dos finales del circuito ATP, proclamándose campeón en Doha el pasado febrero. En hierba alcanzó la final del ATP de Mallorca. Además, ha competido en la ATP Cup, en sus tres ediciones, llegando a la final con España en dos ocasiones. En marzo fue pieza importante en la clasificación de España para la final de la Copa Davis de este año. Con todo ello, Roberto Bautista sigue siendo unos de los tenistas que más tiempo lleva en el exclusivo grupo de los mejores veinte jugadores del mundo.

El castellonense, que compaginó el fútbol y el tenis hasta los 14 años, siente casi la misma pasión por los coches que su padre y su abuelo, aunque los caballos, posee siete, son su gran pasión. De hecho, la suya es una larga historia ligada al deporte. Bautista nació el 14 de abril de 1988 en Benlloch, Castellón. Comenzó a jugar al tenis a los cinco años con su madre, a quien acompañaba los fines de semana. Creció viendo a ídolos como Juan Carlos Ferrero y David Ferrer. Disfruta montando a caballo (posee siete) y practicando todo tipo de deportes, especialmente el fútbol. Fiel seguidor del Villarreal C.F., jugó al fútbol en el Villarreal C.F. hasta los 14 años, cuando decidió enfocar su carrera al tenis.

lexus
Lexus

El nuevo crossover, RX 450h y RX 450h L de 7 plazas, supone una clara evolución del modelo más vendido de la historia de la marca –más de tres millones de unidades–, además de una ejemplo más de la apuesta que el fabricante japonés mantiene por su condición de pionero del segmento de los crossover premium. El nuevo RX ha llegado de nuevo al mercado incorporando nuevos elementos de equipamiento y algunos cambios en el diseño, aunque siempre manteniendo su ADN original.

El exterior del modelo conserva un aspecto potente y deportivo, mientras que la línea de carácter que recorre el vehículo de delante a atrás se ha mejorado, para conferir una fluidez y una consistencia excepcionales a la imagen general del RX. El resultado es un exterior elegante y dinámico, que enfatiza el nuevo lenguaje de diseño de Lexus.

Entre los cambios que este nuevo RX ha sufrido destacan un estilo más moderno y avanzado, un interior aún más cómodo y práctico y un mejor nivel de marcha, tacto de conducción y respuesta. Sin embargo, también es verdad que el carácter es el mismo de siempre. Así, por ejemplo, la seguridad sigue siendo un aspecto esencial, convirtiéndose el nuevo RX en el primer vehículo del mundo en contar con un nuevo sistema de control adaptativo de luces de carretera, que ofrece al conductor un campo de visión nocturna mucho más amplio que hasta ahora.

En cuanto al carácter de conducción, el RX sigue la estela de los emblemáticos coupé insignia LC 500h y berlina insignia LS 500h. El resultado, después que los ingenieros estudiaran minuciosamente todos los componentes del vehículo y mejoraran la rigidez de la carrocería y del sistema de suspensión, es un vehículo con un tacto de conducción y una precisión excelentes, con el que el conductor se sentirá cómodo y seguro.

José Manuel González Torres

José Manuel González Torres

Viviendo el motor desde la pasión. Porque el motor es belleza, es sonido, tiene aromas. Es piel, y el sabor que te deja es adictivo.

Continúa leyendo