El DS 7 Crossback Élysée del presidente

El DS 7 Crossback Élysée es un modelo específico para el parque automovilístico de la Presidencia de la República Francesa.

DS 7
DS

DS es una firma ligada a la historia de Francia. Tal como os hemos contado en otros artículos, sus modelos han formado parte del desarrollo de la industria automotriz del país vecino. Lo hicieron en el ámbito más sofisticado y elegante de Francia, acompañando a aquellas familias refinadas que buscaban distinción en su vehículo. Muchos sabréis que hablamos del icónico DS Tiburón que no solamente era bello, también incorporaba una serie de mejoras en el equipamiento y mecánica que lo hacían superior al resto de su segmento. Por ese motivo, y otros tantos, DS ha formado parte del parque de vehículos del gobierno francés. El último en llegar ha sido el DS 7 Crossback Élysée, una unidad específica basada en el Crossback E-Tense 4x4 300 con blindaje integral, chasis alargado y equipamiento superior.

Desde la proclamación de la Quinta República, el DS formó parte del parque automovilístico del presidente. Luego pasó a ser el SM y tras la escisión de la firma premium de Citroën, es DS el encargado de la movilidad de la Presidencia de la República Francesa. Han sido siete los presidentes que han elegido esta firma como la encargada de sus viajes oficiales sobre ruedas, con especial mención al instante de la investidura de Emmanuel Macron en 2017. El presidente recorrió los Campos Elíseos a bordo de un DS 7 Presidential Crossback, que ahora se sustituye por una nueva variante híbrida enchufable.

DS 7
DS 7

DS 7 Crossback Élysée

El DS 7 Crossback Élysée se basa en el todocamino PHEV de la firma, con la motorización más prestacional y de tracción total. Son 300 CV de fuerza, más que necesaria para poder arrastrar una carrocería alargada 20 cm desde el pilar central. Esta configuración se realiza con el fin de mejorar la habitabilidad interior del DS 7, vital para que el Presidente Macron lo utilice como herramienta de trabajo confortable y espacioso, con 545 milímetros de espacio para las piernas.

El tono Azul Tinta elegido para el modelo de la República Francesa se combina con asientos traseros independientes en cuero Negro Basalto, con el toque de la correa del reloj característico de los DS. Esta división entre los asientos posterior nos deja un reposabrazos más grande, con portadocumentos, cargadores inalámbricos y de USB, entre otros. Además, el techo ha sido revestido en Alcántara para una mayor sensación de acogimiento y clase.

DS7
DS 7

El coche del Presidente

Como coche presidencial, el DS 7 Crossback Élysée incorpora algunos opcionales específicos como sus luces flash intermitentes en azul/rojo colocados en la parte delantera de los grupos ópticos. Además, tiene portabanderas extraíbles y logos "RF" (República Francesa) en las puertas delanteras y "tricolores" en la parte delantera y el maletero. Tampoco pasan desapercibidas las llantas de 20 pulgadas específicas y una antena muy exagerada, que ya habréis deducido que sirve como sistema de telecomunicaciones reservado a la Presidencia de la República.

Tras las modificaciones en la carrocería, la longitud del DS 7 Crossback de Macron alcanza los 4,79 metros con una batalla de 2,94 metros (20 cm más). El ancho sigue siendo el mismo, 1,91 metros, lo mismo que la altura de 1,62 metros pero no conocemos su peso, claramente afectado por el blindaje.

Podremos ver por primera vez al DS 7 Crossback Élysée durante la conmemoración del armisticio del 11 de noviembre de 1918, dado que marcará la entrada de la flota de la Presidencia de la República Francesa.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo