El CX-5 más conectado que nunca

El Mazda CX-5 se ha renovado recientemente para ofrecer una mejor conexión entre la máquina y el hombre, algo esencial para la firma nipona.

CX-5
Mazda

A mediados del 2020 Mazda presentó una ligera renovación del CX-5, el todocamino lanzado en 2017. Con sus 4,55 metros de largo y 477 litros de capacidad de maletero es la opción más familiar y equilibrada de la gama crossover de la firma, que apenas consiguió comercializar unidades del CX-9. Este facelift, imperceptible a la vista, se ha centrado en mejorar el apartado tecnológico para que la conducción sea más eficiente y la relación con el sistema de infoentretenimiento más intuitiva. La relación calidad-precio es la gran baza de este nuevo CX-5 que aúna, sin reparos, un buen equipamiento, diseño sofisticado y motorización muy correcta. Empieza 2021 y Mazda arranca la comercialización de dicho modelo con el lanzamiento de una edición especial: el Mazda CX-5 Homura.

Esta versión se caracteriza por su diseño diferenciado, que trata de mostrarse más elegante y maduro tanto por fuera como por dentro. Las especificaciones de este acabado saltan a la vista en las imágenes que nos ha concedido la firma, empezando por las llantas de aleación de 19 pulgadas en color negro brillante. Su diseño de multirradio recuerda a la punta de una flecha, con las dosis de modernidad e industrialización que tanto han trabajado en Mazda desde sus inicios como fabricante de la automoción. Tal como os contamos en este artículo, la firma nipona trata de crear coches donde conviven la tradición y la innovación con filosofías como el Jinba Ittai. Los retrovisores lucen el mismo tono oscuro, algo que enfatiza el carácter deportivo y dinámico de una carrocería minimalista y sensual.

En el interior se ha trabajado especialmente el cuidado por los detalles, utilizando materiales de primera calidad pero responsables con el medio ambiente. Es por eso que hablamos de tapicería en símil cuero y piel sintética vuelta, acabado con pespuntes en rojo como a todo amante de la competición le gusta. Otro plus de esta edición es el equipamiento tecnológico, que vendría a ser el tope de gama ofrecido en este nuevo CX-5 y que cuenta con soluciones como el Head-Up Display, instrumentación digital de 7 pulgadas, pantalla central de 10,25 pulgadas con MZD Connect y compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, monitor de visión de 360 grados y mucho más. Tampoco se queda atrás en cuanto a sistemas ADAS(ayuda a la conducción y seguridad), entre los que encontramos: control de ángulo muerto, detector de fatiga, frenada de emergencia, control de crucero adaptativo y señal de colisión, entre otros. El precio de partida de la edición Mazda CX-5 Homura es de 34 400 euros.

El nuevo CX-5

La obsesión de Mazda es conseguir una conexión única entre el hombre y la máquina, lo que ellos llaman Jinba Ittai. Para ello, han trabajado en la eficiencia de las motorizaciones. Por ejemplo, el gasolina 2.0 litros de 165 CV ahora estrena tecnología de desactivación de cilindros y el diésel Skyactiv-D 2.2 de 184 CV está disponible con tracción delantera. Para mejorar la experiencia de conducción han retocado la insonorización del habitáculo y reducido las vibraciones del volante al poner un elemento plástico en el módulo del airbag.

Además, el Mazda CX-5 2021 han ampliado las soluciones de conectividad disponibles desde tu smartphone a través de MyMazda. Ahora es posible cerrar de forma remota el coche, buscarlo, programar la navegación, actualizarlo de forma telemática y solicitar visitas en el concesionario, entre otras cosas. El precio de partida para el CX-5 más económico, con motor gasolina de 165 CV, acabado Origin y tracción delantera, es de 27 300 euros.

También te puede interesar:

Continúa leyendo