De la Fórmula E a los DS de calle

DS Automobiles forma parte de la parrilla de la Fórmula E desde 2015 y su escudería, el DS Techeetah, se ha alzado con la doble corona esta temporada.

DS
DS Automobiles

Muchos no nos hacemos a la idea de todo el trabajo que hay tras el lanzamiento de un coche. El desarrollo de un automóvil implica años de proyectos paralelos que deberán coincidir en un punto exacto. Es necesario un equipo de diseño pero también un grupo de ingenieros encargados de la electrónica, otro para la suspensión, sin olvidar el del chasis o los técnicos del software, y esos son sólo unos pocos. Previamente, las firmas trabajan en sistemas que no pueden ponerse a prueba en bancos virtuales y que deben ser testados por profesionales. Ahí entra en juego la competición. Desde los inicios del automóvil, las carreras han sido la mejor línea de investigación para los fabricantes, sea cual sea la categoría, el campeonato o el entorno. La electrificación es imparable así que la Fórmula E se ha convertido en el laboratorio de marcas como DS Automobiles, presente en el Gran Prix cero emisiones desde 2015. Tras cinco temporadas en parrilla, la escudería francés DS Techeetah se ha alzado con la doble corona de la competición: el mundial de constructores y el de pilotos. 


El Campeonato ABB FIA de Fórmula E es todavía desconocido para las masas. Pese a la implicación de los mayores productores de automóviles del planeta, pocos conocen a los pilotos que se miden en circuitos urbanos de todo el mundo. Eso no quita que la competición estuviera de lo más apretada. DS Techeetah ha peleado contra rivales de renombre como Audi, BMW, Mercedes-Benz, Mahindra, Nissan, Jaguar e incluso Porsche, entre otros. En la parrilla eléctrica la experiencia es un grado y los monoplazas deben ser fiables, prestacionales y rápidos, muy rápidos. Los buenos resultados del DS E-Tense FE20 catapultaron al portugués Antonio Félix Da Costa y al francés Jean-Eric Vergne hacia la victoria en el certamen de pilotos, otorgando la corona como constructores a la escudería DS Techeetah

DS formula
DS automobiles

Un monoplaza bala


El DS E-Tense FE20 se ha convertido en el referente de la temporada de Fórmula E. Tiene una batería de 900 voltios y 54 kWh que le sirven para desarrollar 250 kW de potencia (388 CV). La aceleración de los eléctricos de calle nada tiene que ver con la de este fórmula, que consigue el 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos y alcanza los 230 km/h de velocidad punta. Una bala eléctrica que ha ganado en cuatro de los circuitos urbanos de esta temporada. Para conseguiro, desde DS se han esforzado en mejorar e introducir sistemas tecnológicos que más adelante veremos en modelos como el DS 3 Crossback E-Tense o DS 7 Crossback E-Tense


Como el propio equipo nos cuenta: “La fuerza del DS TECHEETAH consiste en haber creado uno de los mejores software de gestión de la energía de todas las escuderías de Fórmula E. Si el motor y el ondulador electrónico son los componentes centrales del sistema, la diferencia frente a sus rivales está en el software que los gestiona”. Una solución que será aplicable al 100% en los automóviles de serie, ya sean eléctricos completamente o híbridos enchufables.

DS Sandoval
DS Automobiles

DS 3 Crossback E-Tense


Uno de los modelos que se ha podido lanzar gracias a la experiencia de DS Automobiles en la Fórmula E es el DS 3 Crossback E-Tense. Este SUV compacto ya forma parte de nuestras ciudades gracias a su diseño elegante y diferenciado, que muestra ante el mundo la filosofía y el saber hacer francés de la firma premium del grupo PSA. Además, este pequeño urbanita se ha convertido en el coche oficial de Coquetto, el restaurante sostenible y de producto de proximidad de los hermanos Sandoval. El DS 3 eléctrico será el encargado de transportar los platos gourmet a los madrileños que lo soliciten a través de la plataforma CoquettoGO, su servicio de entrega a domicilio


Gracias a los 320 kilómetros de autonomía eléctrica, podrán realizar los repartos con cero emisiones de CO2. Un detalle fundamental para un proyecto que apuesta por la ecología y la recuperación de la esencia tradicional a la hora de comer. Además, no les faltará potencia gracias a los 100 kW de su motor, unos 136 CV, y los 3,3 segundos que necesita para alcanzar los 50 km/h. Prestaciones más que suficiente para encajar en las necesidades del chef Mario Sandoval, embajador DS Automobiles, y que, junto a sus dos hermanos Rafael y Diego, crearon el concepto vanguardista restaurante Coque, merecedor de dos estrellas Michelin.

Continúa leyendo