Consejos para pasar la ITV a la primera

Pasar la ITV al coche siempre termina convirtiéndose en un momento de nervios y dudas.Te recomendamos que sigas unos cuantos consejos para no tener problemas.

iStock

El precio de pasar la ITV no es precisamente barato, por lo que siempre tememos el momento hasta conocer el resultado del examen a nuestro coche, deseando no tener que desembolsar una cantidad aún mayor para reparar cualquier fallo que se haya detectado. Para no tener demasiados quebraderos de cabeza ante esta situación, te recomendamos que sigas los consejos que vas a encontrar a continuación para que entiendas a la perfección cuáles son los requisitos necesarios para pasar la ITV a la primera. Lo primero que hay que hacer es tener claro cuándo tienes que pasarla. Si tu coche es nuevo, deberás de pasar la ITV cuando cumpla cuatro años; si tu  coche tiene entre cuatro y diez años, es obligatorio pasarla cada dos años; mientras que si tu coche tiene más de diez años, es obligatorio pasarla cada año.

iStock

Documentación obligatoria

Una vez haya llegado el momento de pasar la ITV, de lo primero que te tienes que acordar es de no olvidar la documentación necesaria, es decir, la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo –en caso que ya hayas pasado alguna ITV– y el permiso de circulación. Además, tienes que tener el seguro en vigor para pasarla sin problemas. Otra recomendación que te aconsejamos que sigas es pedir cita previa online o por teléfono. De esta manera, te ahorrarás unos 20 o 30 minutos de espera. Antes de llegar a la estación, se recomienda haber recorrido algunos kilómetros en carretera a elevadas revoluciones. De esta forma, la fuerza de salida de los gases expulsará los residuos del tubo de escape.

El principal motivo para no pasar la ITV es tener alguna luz del vehículo fundida, o que alumbre menos de lo que debería. Es importante que arregles este fallo antes de pasarla, ya que estos problemas están considerados como defectos graves, pudiendo llegar a ser faltas graves suficientes para tener que volver a pasar la ITV. De la misma manera, tener algún desperfecto en el  parabrisas también puede convertirse en un motivo para no pasarla, sobre todo si el chinazo está ubicado en la zona de visión del conductor.

Componentes que revisar

El  limpiaparabrisas también hay que revisarlo, comprobando que esté en buen estado y que el depósito del líquido esté lleno. En caso contrario, es muy probable que tu vehículo suspensa la inspección. Otro requisito esencial es que las ruedas se encuentren en perfecto estado, es decir, que la presión y el dibujo sean correctos. Además, no debes olvidar que tienen que ser neumáticos homologados por el fabricante. Por otro lado, aunque pueda parecer una tontería, llevar el coche limpio se convierte muchas veces en un pequeño truco simple y sencillo que te ayudará a pasar la ITV. Y es que un vehículo limpio da una sensación muy diferente que uno en mal estado. Ordena, también, el interior del coche, para causar una buena impresión a los inspectores.

Finalmente, presta atención a los siguientes componentes antes de asistir a la cita. El cinturón de seguridad es uno de los elementos de seguridad pasiva más importantes, por lo que, en caso de haber algún fallo en ellos, se considerará falta grave. Tampoco podrás pasar la inspección si alguno de tus retrovisores está mal sujeto o roto. De la misma manera, el paragolpes debe estar bien sujeto al coche y en buenas condiciones; mientras que la matrícula, además de estar también bien sujeta, ha de ser perfectamente legible.

Continúa leyendo