Conducción inmersiva con el DS 4

El diseño y la tecnología se ponen al servicio del placer de conducir en el nuevo DS 4, que cuenta con soluciones dedicadas a la sensación inmersiva.

DS
DS

Para muchos conductores el placer de ir tras el volante no reside únicamente en las prestaciones. Sentirse parte del vehículo, en conexión con él, es vital para realizar unos trayectos seguros y tranquilos. Los viajes pueden convertirse en parte del disfrute, más aún si contamos con la tecnología oportuna para crear ese nexo con la máquina. Este mantra se ha defendido, desde los inicios, por las firmas niponas como Lexus o Toyota. Sin embargo, los europeos también somos conscientes de este detalle y DS ha querido elevar la experiencia mediante las soluciones más vanguardistas del mercado. Lanzamiento tras lanzamiento, la marca más sofisticada del grupo Stellantis, aumenta la presencia de equipamiento conectado y digital con el objetivo de servir al placer de la conducción. En el DS 4 hemos sido testigos de esa evolución, con la introducción de una caja de cambios más dócil y refinada pero también detalles como el DS Iris System o el DS Extended Head-Up Display con realidad aumentada.

El lanzamiento del DS 4 supone un salto de calidad notable para la firma, que se alza con el mérito de apostar por la diferencia en un segmento al alza. La elegancia del modelo y su nivel de confort, que pondremos a prueba próximamente, prometen ser el mejor de los argumentos para su compra. La firma francesa, centrada en ofrecer un lujo de rodadura digno de los mejores GT de la época, ha imprimido el refinamiento en su habitáculo y las soluciones de equipamiento que encontramos en este. Empezando por una posición de conducción que presenta una interfaz automóvil-conductor renovada, con mayor acceso a las pantallas y sensaciones más estimulantes.

DS
DS

Integración como objetivo

Para que el interior de un coche sea acogedor debe tener los elementos integrados en el salpicadero y consola central. Eso mismo se consigue con el nuevo DS E-Toogle, una caja de cambios ergonómica que se entiende a la perfección desde el primer momento. La conectividad y la inteligencia artificial también permiten avanzar en la comunicación con el DS 4, que se realiza a través del control por voz, gestual y el DS Iris System, un sistema de información y entretenimiento de 10 pulgadas completamente rediseñado. Además, del DS SMART TOUCH, la pantalla táctil de 5 pulgadas situada junto a la palanca de cambios.

Tal como explica la propia firma, la interfaz del DS Iris System táctil y reactiva “incorpora una ergonomía basada en el concepto de perfiles totalmente personalizables mediante widgets, similar a la de los más modernos teléfonos inteligentes”. De este modo, la pantalla aprenderá los gestos habituales del conductor y reconocerá su voz para que no tenga que desviar la vista de la carretera.

DS
DS

La seguridad primero

Este aprendizaje por parte del coche cuenta con un sistema inédito de control gestual, denominado DS Smart Touch. A través de algunos movimientos del conductor, preconfigurados, podremos acceder a los menús como destino, radio o la temperatura de la climatización. Todo ello se prepara para acceder al DS Iris System, una pantalla que también podemos ampliar, reducir o que será capaz de reconocer la escritura.

El DS Extended Head-Up Display también forma parte de esa experiencia inmersiva. Lo más novedoso es que introduce la realidad aumentada, con informaciones indispensables que se proyectan en el parabrisas como si fuera en la propia carretera. De ese modo, las indicaciones de navegación se muestran ante los ojos en una diagonal de 21 pulgadas. Mucho más fácil de comprender y seguro.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}