Claves para elegir tu primer coche

Enfrentarse a la compra de un primer coche no es nada fácil. Hay muchas cuestiones que deberían tenerse en cuenta antes de decidirse por uno u otro, por lo que queremos ayudarte con algunos consejos para que aciertes con tu elección.

Comprar un vehículo nuevo no es tarea fácil, y más cuando se trata de un primer coche. Existen muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir entre las opciones que nos ofrece el mercado, así que el primer consejo que tienes que seguir no agobiarte con la cantidad de ofertas disponibles que encuentres, sino que debes tomarte el proceso con calma, teniendo en cuenta que siempre aparecerán ciertas dificultades con las que no contábamos en un principio. Además, la emoción y la inquietud que nos produce el hecho de pensar que pronto nos encontraremos girando el volante de nuestro nuevo juguete pueden jugarnos malas pasadas, influyéndonos en la toma de malas decisiones…

¿Viajas con niños y/o perros? ¿Vas a recorrer distancias largas a menudo? ¿Vas a hacer distancias cortas urbanas? ¿Vas a tener que llevar mucho equipaje? ¿Te gusta la nieve? Tienes que tener muy claras todas tus prioridades, así como tus necesidades. De esta manera, podrás descartar rápidamente un millón de opciones que no te convengan y quedarte con los que se adapten a tu estilo de vida, para que al coche que te compres no le falten esenciales, o para no tener que pagar por extras que no necesitas.

¡No te olvides de probarlo!

Cuando ya tengas en mente el tipo de coche que quieres, es importante que lo pruebes antes de comprarlo, ya que no hacerlo es uno de los errores que más frecuentemente cometen los compradores novatos. Habitualmente, los concesionarios no disponen exactamente de un vehículo de pruebas idéntico a la versión en la que estás interesado, y muchas personas se olvidan de este detalle tan importante.

En cuanto a si es mejor que tu primer coche sea nuevo o de segunda mano, existe una gran variedad de opiniones. Hay quien piensa que es mejor comprarse uno de segunda mano porque al principio es fácil darle algún que otro golpe. Sin embargo, también hay quien cree que es mejor comprar uno nuevo desde el principio, pues así te obligarás a ser más cuidadoso. Sea como sea, en ambos casos tendrás que intentar cuidarlo para que, al final, la compra haya valido la pena.

Barato y fácil de mantener

Otro consejo que te ahorrará varios dolores de cabeza es comprar un coche barato y fácil de mantener. Así pues, lo mejor que puedes hacer es elegir un coche barato y que se haya vendido mucho, porque así no tendrás problemas para encontrar piezas, y los mecánicos lo conocerán bien, por lo que los arreglos serán rápidos y menos caros. Además, como suelen coincidir con los modelos más vendidos, hay más oferta en el mercado, así que siempre será más fácil encontrarlos a un precio competitivo.

Finalmente, nuestra última recomendación es que tu primer coche cuente con cambio manual, porque si te compras un automático y un día te ves obligado a llevar otro coche que no sea el tuyo, te costará mucho conducir el manual. Además, tendrás un mayor control sobre lo que quieres hacer con el coche y entenderás mejor cómo funcionan todas y cada una de sus partes.

Continúa leyendo