Al volante del Seat León e-Hybrid

Nos ponemos al volante del nuevo Seat León e-Hybrid, la versión con 204 CV de potencia y una autonomía en modo eléctrico de hasta 64 kilómetros.

León e-hybrid
Seat

En este artículo os contamos todas las opciones de propulsión que llegarán con el nuevo Seat León 2020. Es, sin duda, el modelo más evolucionado de la marca española y lo hemos podido comprobar durante la presentación de su variante Seat León e-Hybrid, la opción PHEV o híbrida enchufable. Este modelo está compuesto por un motor 1.4 TSi de 150 CV junto a otro eléctrico de 115 CV. Ambos ofrecen una potencia conjunta de 204 CV y un par máximo de 350 Nm, disponible desde el primer momento que pisas el acelerador. Las opciones enchufables empiezan a ser remarcables en nuestro mercado, con más y más modelos a disponer. La fuerza de Seat será, como es habitual, su relación calidad-precio pero no se conforman con eso. La firma ha apostado fuerte por la tecnología y los sistemas innovadores, ya sea en el ámbito de la conectividad como el de la seguridady las ayudas a la conducción. Al fin hemos podido subirnos y conducir el nuevo León e-Hybrid, un coche capaz de recorrer hasta 64 kilómetros en modo 100% eléctrico y que puede ser tuyo por algo más de 26 000 euros.

Lo cierto es que los 64 kilómetros de autonomía nos parecen, cuanto menos, complicados de conseguir. La homologación WLTP es más realista pero todavía no alcanza el nivel de transparencia correcto, con diferencias notables si hablamos de los híbridos enchufables. El e-Hybrid solo es identificable por el logotipo que encontramos en el portón trasero y la entrada en la aleta izquierda delantera, desde donde cargaremos la batería. En un enchufe doméstico tardaremos casi 6 horas en conseguir la carga completa, un tiempo que se reducirá a 3 horas y 42 minutos en una toma de 3,6 kW. Por ese motivo os recomendamos siempre la instalación de un punto de carga en el garaje, un Wallbox que alcance mínimo los 7,4 kW.

Al volante del e-Hybrid

Es el primer híbrido enchufable realista y vendible, lo que supone la alternativa más adecuada en el camino hacia la electrificación. ¿Por qué? Es un coche capaz de recurrir a su motor eléctrico de forma independiente y, por tanto, luce la etiqueta cero de la DGT. Ese detalle nos permitirá acceder a las ciudades sin problema e incluso aparcar en lugares imposibles para otro tipo de propulsión.

Volkswagen ya había presentado algún modelo híbrido enchufable anteriormente pero, esta vez, el León e-Hybrid duplica la capacidad de batería con respecto a la anterior tecnología PHEV del grupo. Si a la autonomía eléctrica le sumamos el depósito de gasolina contaremos con un total de 800 kilómetros. Un dato que le convierte en el coche único ideal, capaz de cumplir en un entorno urbano pero también familiar y listo para viajar. Si lo queremos para este último punto deberemos tener en cuenta un detalle: la batería del e-Hybrid.

Esta batería tiene una capacidad de 13 kWh y se coloca justo bajo la banqueta trasera. Esa colocación, que es habitual en los modelos PHEV, afecta directamente a la capacidad de maletero, ya que desplaza el depósito de combustible en el doble fondo. Eso supone que el León 5 puertas pase de los 380 litros de capacidad de maletero a los 270 litros en el modelo PHEV. Por ese motivo, os recomendamos encarecidamente que tengáis en cuenta la versión familiar Sportstourer, con un maletero de 470 litros de capacidad (610 litros en modelos gasolina) y con un sobrecoste de 1 200 euros.

¿Cómo se conduce el e-Hybrid?

El Seat León e-Hybrid cuenta con cuatro modos de conducción, de los que destacaremos el e-Mode y el Hybrid. El primero es el 100% eléctrico y solo utiliza la energía de las baterías. El modo híbrido combina ambos propulsores con el objetivo de reducir consumos y emisiones, como lo haría un híbrido autorrecargable convencional. Al contar con una batería, el León e-Hybrid incorpora algunas funciones específicas en el interior. Concretamente en su sistema de infoentretenimiento. A través de la pantalla podremos conocer el estado de la carga, el flujo de energía y encontrar algunos puntos de carga en la navegación. Además, desde nuestro teléfono podremos programar dicha carga en función de las tarifas que más nos convengan.


Existe un detalle importante en los híbridos enchufables. El caso es que, durante nuestra prueba, alcanzamos unos 50 kilómetros de autonomía eléctrica, que ya es muy correcta y funcional para la circulación urbana. El consumo, una vez agotada esta batería, se disparó superando los 6 litros a los 100 kilómetros, frente a los 1,1 a 1,4 litros homologados por la firma. Esta diferencia entre los números ofrecidos por la marca y la realidad es común en los PHEV. Se debe a que el ciclo de homologación no acaba de exprimir las posibles situaciones de circulación de un híbrido enchufable, de ahí que salga beneficiado al no llegar a comprobar su utilización sin energía eléctrica.

El Seat León e-Hybrid está a la venta con dos niveles de equipamiento: Xcellence y FR. El primero incorpora la climatización de tres zonas, instrumentación digital, faros con tecnología Full LED, barras en el techo y llantas de 17 pulgadas entre otros. El FR le añade toques racing como el paragolpes específico, la suspensión deportiva, asientos de corte juvenil y un modo de conducción deportivo entre otras cosas. El precio de salida es de 34 080 euros que, con los descuentos de la marca y las ayudas del estado rondará los 26 000 euros.

Continúa leyendo