20 años del Santa Fe

El Hyundai Santa Fe fue presentado en el 2000. Un año más tarde llegó a Europa como uno de los primeros SUV del mercado y este año celebra su 20 aniversario.

santa fe
Hyundai

Ser la marca que presentó el primer todocamino parece ser una carrera de fondo. Son muchos los fabricantes que se otorgan ese mérito, ya sea porque lanzaron el primer todoterreno de diseño sofisticado o porque democratizaron un segmento que arrancó entre las firmas premium. Sea como fuere, el Hyundai Santa Fe también se apuntó al carro. Su presentación oficial tuvo lugar en el 2000, llegó a nuestros concesionarios un año más tarde y dos décadas después se ha convertido en el buque insignia de la firma en Europa. El Santa Fe cumple años en digital, como casi todo este 2020 de coronavirus. Una celebración que nos hace echar la vista atrás para entender cómo ha evolucionado el modelo y la industria en general.

El Hyundai Santa Fe fue el primer SUV de la firma coreana y es uno de sus modelos más antiguos. Comparte nombre con una ciudad del suroeste de Estados Unidos, país en el que acumula gran parte de las ventas. A lo largo de estos 20 años se han matriculado más de 5 millones de unidades en todo el mundo. Andreas-Christoph Hofmann, vicepresidente de Marketing y Producto de Hyundai Motor Europe comentó: "Para Hyundai es un icono automovilístico que continúa evolucionando en términos de diseño, tecnología, espacio y confort”. La firma está asentada, modelos como el Santa Fe lo han logrado. Ahora es el momento de ir un paso más allá, priorizando aspectos como el equipamiento, el diseño y la imagen de marca.

santa fe
Hyundai

El primer Santa Fe

El Salón del Automóvil de Ginebra del 2000 acogió la presentación del primer Hyundai Santa Fe. Se trataba de un modelo sencillo, robusto y práctico. El diseño no era su fuerte pero encajó entre aquellos clientes que buscaban un todocamino funcional y resistente. Pronto se vieron desbordados por la alta demanda de Santa Fe en Estados Unidos, un mercado afín a vehículos de gran tamaño y con capacidades de carga interesantes.

Este primer Santa Fe era más largo y ancho que la mayoría de sus rivales. España le dio la bienvenida con los brazos abiertos (2001) gracias a su precio de derribo. Los clientes podían hacerse con un todocamino con aire acondicionado, elevalunas eléctricos, espejos y techo solar desde 22 000 euros. El paso del tiempo ha certificado que ese coste no pasa factura a su habitáculo, una durabilidad que se ha convertido en argumento de venta. Otro de sus ases bajo la manga era la capacidad de arrastre. El Hyundai Santa Fe podía remolcar hasta 2 380 kilogramos así que pasó a ser el modelo favorito de usuarios de caravanas, remolques de caballos, cazadores y un largo etcétera.  

santa fe
Hyundai

La segunda generación

Tras el éxito en tierras americanas, Hyundai presentó la segunda generación del Santa Fe en el Salón Internacional del Automóvil de Ámerica del Norte (2006). Los clientes empezaron a ser más exigentes con el aspecto estético de los todocaminos, tocaba ponerse las pilas en Hyundai. Las líneas seguían siendo redondeadas pero más deportivas, los crossover debían parecer aventureros pero también deportivos. La firma coreana hizo los deberes y presentó un coche alto, moderno y de silueta dinámica, con faros alargados, parrilla de gran tamaño y blisters laterales que levantan la cintura en el pilar C.

Era un Santa Fe más grande, con 4,67 metros de largo, 1,89 de ancho y 1,78 de alto. Este modelo montaba un bloque gasolina V6 de 2,7 litros de 189 CV o un diésel de 2,2 litros y 150 CV. La firma trabajó en ofrecer un vehículo versátil, que se comportara mejor en carretera pero mantuviera su carácter todoterreno. Apostaron por un diseño más lujoso en el habitáculo y podían montarse cinco o siete asientos. Además, la seguridad empezó a ser un tema clave para los fabricantes. El control de estabilidad y el ABS se incluían de serie, airbags de cabeza tipo cortina, monitor de presión de los neumáticos y los reposacabezas delanteros activos. Más tarde llegaron las cámaras traseras, el control de crucero y otras innovaciones tecnológicas.

santa fe
Hyundai

Más seguro y europeo

En 2012 llegó la tercera generación del Hyundai Santa Fe, que se comercializó hasta el pasado 2018. Su evolución estética salta a la vista y marcó un antes y un después en el mercado europeo. El lenguaje de diseño Storm Edge consistía en líneas más sofisticadas, la utilización de elementos cromados y una imagen menos campera. La idea era alejar la imagen de coche duro, sin perder la ventaja de la fiabilidad, para conquistar al comprador más elitista y preocupado por mostrar un vehículo bonito. La versión larga ofrecía tres filas de asientos para siete pasajeros y lucía una parrilla hexagonal específica. También montaba unas llantas de 19 pulgadas y salidas de escape enrasadas para diferenciarse de la versión cinco plazas.

El Santa Fe de tercera generación incorporó una pantalla táctil de ocho pulgadas con navegador y control por voz. En este punto dejó de ser un modelo de “batalla” para competir con rivales premium, sin ningún reparo. Su nivel de equipamiento estaba al nivel, los acabados eran de calidad y su confort de rodadura intachable. Su precio empezaba a elevarse sin llegar a ser como el de Audi o Mercedes. Se comercializó con bloques diésel de 150 y 197 CV; caja manual y automática; tracción total o delantera y un sinfín de ayudas a la conducción.

santa fe
Hyundai

El Santa Fe actual

Lejos queda el todocamino robusto y de aspecto invencible que llegó a España en 2001. La cuarta generación del Santa Fe es elegante, atlético y muy grande. Solo se comercializa en versión siete plazas y mide 4,77 metros de largo por 1,89 de ancho y 1,68 de alto. Su distancia entre ejes es de 2,76 metros y los pasajeros de la segunda fila tienen 38 mm más de espacio para las piernas. El maletero de 547 litros de capacidad está en la media del segmento, con rivales como el Kia Sorento, Skoda Kodiaq o el Nissan X-Trail.

Las costumbres de los clientes han cambiado y la prioridad es ofrecer un modelo cómodo para el asfalto. El nuevo Santa Fe es mejor en carretera, más estable y con un aplomo que destaca en comparación a la generación anterior. Está pensado para familias que realicen viajes largos, trayectos que podrán cumplir sin apenas fatiga gracias a su excelente confort de rodadura. También han ampliado la oferta de motorizaciones con dos bloques diésel de 150 y 200 CV además del gasolina de 185 CV. Su nivel de equipamiento sigue siendo la punta de lanza, con una oferta muy interesante a un precio imbatible (desde 31 000 euros) en comparación al resto de firmas premium.

Continúa leyendo