El llanto de guitarra de Paco de Lucía

Reconocido como uno de los mejores guitarristas del mundo, Paco de Lucía dedicó su vida a difundir y modernizar la cultura flamenca.

 

“Necesitaría dos vidas para expresar todo lo que me transmite el flamenco”. Con esta claridad serena hablaba Paco de Lucía sobre lo que fue su vida y pasión. Nacido en Algeciras el 21 de diciembre de 1947, su primer profesor fue su propio padre. Antonio Sánchez Pecino fue un instructor riguroso y estricto para todos sus hijos, a los que inculcó un profundo amor por la música y la cultura flamenca. En la Algeciras de su tiempo los cantaores eran muy requeridos y Antonio Sánchez pensó que sería una buena salida profesional para que sus cinco hijos se ganaran la vida.

La timidez del joven Paco a la hora de cantar sobre el escenario hizo que se decidiera por la guitarra para mostrar su pasión al mundo. En 1962 participó en el Concurso Internacional de Arte Flamenco de Jerez de la Frontera junto a su hermano Pepe y formó con él el conjunto Los chiquitos de Algeciras. Estos primeros pasos serían el principio de una leyenda mayor de lo que muchos podrían haber imaginado. Paco de Lucía comenzó a colaborar con grandes artistas como El Lebrijano o Camarón de la Isla, con quien tuvo una larga amistad y una fructífera relación profesional. En 1973 lanzó ‘Fuente y caudal’, que le llevaría de gira por todo el mundo.

Además de por su indudable talento, el nombre de Paco de Lucía ha pasado a la historia por ser reconocido como uno de los principales artífices de la renovación e internacionalización que vivió el flamenco desde mediados del siglo XX. Con matices propios del jazz, la música clásica o de ritmos latinos como la bossa nova brasileña, el algecireño modernizó el género, se convirtió en uno de los mejores embajadores de la cultura flamenca y su labor ha sido premiada a nivel nacional e internacional. Entre los galardones recibidos durante su carrera se destacan dos Grammy latinos y el Premio Príncipe de Asturias.

A él se le debe también la popularización del cajón flamenco, instrumento de origen afroperuano que introdujo para cubrir la necesidad de percusión en sus espectáculos y acabó por convertirse en un imprescindible. De los más de 30 títulos que publicó a lo largo de su carrera se destacan ‘Concierto de Aranjuez’ y ‘Luzia’, un emotivo y profundo homenaje a su madre. De sus canciones, probablemente una de las más conocidas y significativas de su obra sea ‘Entre dos aguas.

Paco de Lucía fallecería el 25 de febrero de 2014, a la edad de 67 años, por un paro cardiaco. Se encontraba en Playa del Carmen, ciudad mexicana próxima a su lugar de residencia, jugando con sus hijos cuando comenzó a sentirse mal y fue trasladado al hospital, donde falleció sin que se pudiera hacer nada. El panorama cultural internacional mostró sus respetos a Paco de Lucía y su muerte fue llorada con el sonido de sus propios acordes de fondo.

Continúa leyendo