¿Qué es la banca ética?

¿Alguna vez te has preguntado qué hace el banco con tus ahorros? ¿En qué invierte tu dinero? ¿Qué tipo de empresas apoya?

Tras el derrumbe financiero y en medio de una tremenda crisis de confianza en el sistema, una nueva forma de entender la economía se abre camino y ofrece una alternativa sólida a la especulación y a la competencia feroz. La banca ética invierte en economía real, y apoya proyectos comprometidos con la sociedad, la cultura y el medio ambiente.

Muchas personas se preocupan por tomar actitudes ecológicas, son solidarias y dedican parte de su tiempo a colaborar con ONGs y asociaciones ciudadanas. Mientras tanto, su dinero está en manos de bancos que invierten en empresas socialmente irresponsables y que favorecen el comercio de armas y la especulación inmobiliaria.

Las entidades financieras, por ejemplo, participan en el negocio armamentístico de diferentes formas: adquieren acciones, financian las exportaciones y conceden créditos y préstamos a las empresas de armamento. De este modo, los bancos no solo son cómplices, sino que sin su apoyo financiero el negocio de armas sería prácticamente inviable. La plataforma Banca Armada, formada por el Centro de Estudios por la Paz, Setem y el Observatorio de la Deuda en la Globalización, promueve acciones de sensibilización y denuncia y emite informes periódicos que identifican a los bancos que colaboran con la producción de armas.

 

Tú decides a quién apoyas con tu dinero

Aunque no lo parezca, y más en estos tiempos, las palabras `banca´ y ética´ no son términos incompatibles. Un banco puede invertir el dinero de sus clientes en proyectos y empresas que respeten el medio ambiente, fomenten la dignidad laboral de sus trabajadores y mejoren la calidad de vida de las personas. Cuando, en lugar de a una compañía de fabricación de armas, un banco decide conceder un crédito a una empresa que comercializa productos ecológicos y da empleo a personas en riesgo de exclusión social, esta entidad hace una elección ética. Y este banco, al igual que las personas que depositan sus ahorros en él, está apostando por la paz, por la conservación del medio ambiente y por el respeto a las personas. Este banco está construyendo una sociedad distinta, quizá la sociedad con la que muchos de nosotros soñamos.

 

¡Quiero cambiarme a la banca ética!

Una de las entidades de banca ética más consolidadas en Europa es Triodos Bank, que nació en Holanda en los años 60 y opera en nuestro país desde 2004. Tiene oficinas en numerosas ciudades españolas y se pueden realizar todas las gestiones a través de internet y por teléfono. La mayoría de sus cuentas ofrecen la posibilidad de donar todos o parte de los intereses a diferentes organizaciones sociales.

Fiare Banca Ética va un poco más allá e incorpora principios de horizontalidad en su organización. Así, cada persona es un voto, y todo el mundo tiene el mismo peso en la toma de decisiones, sin importar la cantidad de dinero que haya invertido en el proyecto.

Esta organización nació de la unión de Banca Popolare Etica, un banco cooperativo que trabaja en Italia desde 1999, y Fiare, que opera en España desde el 2005. Cuenta ya con más de 37.000 personas socias y ofrece para particulares su Cuenta Ética que se puede gestionar a través de internet, así como tarjetas de débito y de crédito y la posibilidad de depósitos a plazo fijo y otros productos de inversión.

 

Proyectos financiados: medio ambiente,  cultura e integración social

Koopera Store es uno de los últimos proyectos financiados por Fiare Banca Ética. Se trata de una iniciativa que busca la inserción social-laboral de personas en situación o riesgo de exclusión social y, además, aplica principios de economía circular ya que recupera toneladas de ropa usada y las recicla o vende en sus tiendas de segunda mano.

Eduvic es una cooperativa de iniciativa social sin ánimo de lucro especializada en la atención a la infancia, adolescencia y familias en riesgo de exclusión. En la actualidad están impulsando otra área de trabajo, que ha recibido financiación de Fiare Banca Ética, que tiene su origen en una petición para gestionar proyectos educativos relacionados con actividades extraescolares deportivas.

Otro grupo al que apoya Fiare es Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria (IDEAS), una cooperativa andaluza que promueve el comercio justo y desarrolla actividades de sensibilización en España.

Uno de los proyectos financiados por Triodos Bank es La Asociación Edad Dorada, de Mensajeros de la Paz, que actualmente gestiona 30 centros de mayores con cerca de 1.300 plazas. Además, la asociación ha creado el Teléfono Dorado para facilitar la comunicación entre los ancianos que viven solos y una central de operadores atendida por voluntarios. La entidad financiera también apoya numerosos proyectos relacionados con el medio ambiente como por ejemplo la Quesería de la Sierra Subbética, que elabora desde 1995 quesos artesanos y ecológicos, con leche procedente de cabras criadas en granjas ecológicas.

La cultura también tiene cabida en el mundo de la banca ética. La asociación Dédalus Cine está formada por un grupo de profesionales del cine, el teatro, el periodismo y la publicidad que organiza el Festival de Cine de Albacete Abycina, la Muestra de Cine Mujer de Albacete, así como diversos programas para fomentar la cultura del cortometraje entre los más jóvenes.

 

La alternativa en época de crisis

Según el estudio ‘Las finanzas éticas y sostenibles en Europa’, a cargo de la Fundación Finanzas Éticas (Banca Ética), en los últimos diez años, los Estados europeos han gastado aproximadamente 750.000 millones de euros en rescatar a numerosos bancos de la quiebra. Sin embargo, ninguno de los bancos éticos presentes en el continente ha tenido que ser rescatado, ya que estas entidades conceden créditos, como hemos visto, solo a iniciativas de la llamada ‘economía real’, que no especulan y que además siguen criterios sociales y medioambientales.

Según este informe, en los últimos diez años analizados (2007-2017), los bancos éticos y sostenibles han rendido más del triple que los bancos tradicionales. El informe alerta, por otro lado, de que a pesar de estas cifras, no se han producido reformas profundas en el funcionamiento de la banca y que todavía pesan demasiado determinados grupos de presión en las decisiones políticas que afectan a las finanzas.

Aunque la Comisión Europea ha puesto en marcha un plan de acción de finanzas sostenibles, el informe alerta de que este proyecto de reforma tiene grandes carencias. “El sector financiero corre el riesgo de socavar la confianza pública al etiquetar oficialmente como ‘verdes’ actividades de financiación e inversiones que no lo son”, apunta también Mikel García-Prieto, director general de Triodos Bank en España, en una columna de opinión recientemente publicada en Cinco Días.

La que está claro es que la banca ética es cada vez más accesible y, además de ofrecer todos los servicios de la banca tradicional, garantiza la transparencia y la confianza a sus clientes. Y demuestra que, efectivamente, otra banca es posible.

Victoria González

Victoria González

Bióloga de bota. Tengo los pies en la tierra y la cabeza llena de pájaros. De mayor quiero ser periodista.

Continúa leyendo