X-Men: Apocalipsis, la lucha contra el primer y más peligroso mutante

Vuelven los X-Men, esta vez para enfrentarse a un poderoso mutante que amenaza con exterminar el mundo tal y como lo conocemos.

xmen

Después de su aclamado trabajo en X-Men: Días del futuro pasado, el director Bryan Singer vuelve con X-Men: Apocalipsis, película en la que los X-Men luchan contra el primero y más poderoso mutante: Apocalipsis. En 1983, el invencible e inmortal Apocalipsis es puesto en libertad tras haber estado sepultado durante varios milenios. Enfurecido por el hecho de que los de su clase ya no sean tratados como dioses, Apocalipsis recluta a un equipo de potentes mutantes, incluyendo un desmoralizado Magneto, con el fin de destruir a la raza humana y crear un nuevo orden mundial, mundo en el que él reinará. Para acabar con el camino de destrucción global emprendido por Apocalipsis, Mística (Jennifer Lawrence) y el Profesor X (James McAvoy) lideran un equipo de jóvenes X-Men en un épico enfrentamiento contra un enemigo aparentemente imbatible.

“Apocalipsis es un peligro distinto a cualquier otro que los X-Men hayan conocido antes”, explica el productor Hutch Parker. “Apocalipsis es un ser antiguo y sobrenatural al mismo tiempo”.

Los espectadores tuvieron ocasión de vislumbrar por primera vez a Apocalipsis en una secuencia posterior a los créditos finales de X-Men: Días del futuro pasado, donde se veía a una versión más joven del mutante construyendo las pirámides, telepáticamente, mientras sus subalternos observaban.

En este filme, tras despertar en El Cairo en el año 1983, después de un largo sueño que ha durado milenios, Apocalipsis se siente conmocionado y repelido por el declive de nuestro planeta —los coches, el ruido, la polución—, todas las señales de un mundo fallido que él debe purificar. “Es una época de conflictos, guerra y destrucción”, señala Singer. “Apocalipsis lo considera una señal de que es una civilización que necesita desesperadamente ser sacrificada”.

X-Men: Apocalipsis se estrena en los cines el 20 de mayo. ¡No te lo pierdas!

CONTINÚA LEYENDO