Premio al talento joven sobre investigación y exploración espacial

Un ‘rover’ lunar, un proyecto para hacer Marte habitable o un dibujo de una mujer astronauta son algunos de los trabajos premiados en el Concurso Espacial Iberoamericano Apolo.

¿Cómo despertar el interés por la ciencia entre los adolescentes? Una buena manera es utilizar los formatos y expresiones culturales con los que se identifica la gente más joven. Esa es la idea del Concurso Espacial Iberoamericano Apolo, que pretende ser un certamen inclusivo que no solo reconozca trabajos de investigación científica, sino también coplas y raps espaciales, pintura, cortos de vídeo, blogs, diseño de robots y todo tipo de manifestaciones artísticas.

En esta edición del concurso, dirigido a jóvenes entre 14 y 16 años, han participado 252 equipos de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, España, México y Perú. La variedad de los trabajos presentados ha demostrado la creatividad de los equipos concursantes.

“La gran mayoría de los trabajos han sido de una calidad excepcional”, ha dicho Gema Delicado, coordinadora del concurso y responsable de la Unidad de Cultura Científica del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial. “El jurado lo ha tenido muy difícil”, añadió.

 

Trabajos premiados

Entre los ganadores tenemos un equipo que demuestra experimentalmente la utilidad de los satélites a la hora de ahorrar tiempo en la vida de una persona si usa un GPS para sus desplazamientos, y otro que ha construido un rover para desplazarse por la Luna. También ha sido premiado el diseño de un invernadero piloto destinado a convertir Marte en otra Tierra, un emotivo relato en un futuro de cruceros espaciales, una historia gráfica muy innovadora sobre un viaje a la Luna y el dibujo realista de una mujer astronauta. Finalmente, el jurado ha otorgado su premio especial a un equipo de estudiantes de la ciudad de Ceuta por el original diseño de un dirigible que ha de actuar a modo de satélite o sonda estratosférica.

Estancia espacial en Madrid

Los jóvenes de los equipos ganadores -provenientes de Brasil, Colombia, España y Perú-, junto con sus profesores responsables, han disfrutado de una Estancia Espacial en Madrid del 23 al 28 de junio con todos los gastos pagados. El último día se celebró la entrega de premios, con la participación de Enrique Coperías, director de Muy Interesante.

Durante esos días han visitado el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial y el Centro de Astrobiología, el centro de control de Hispasat, la estación de Robledo de Chavela y el Museo Lunar de Fresnedillas de la Oliva, además de charlar con científicos y tecnólogos, participar en diversos talleres y en otras actividades culturales y educativas especialmente diseñadas para ellos.

El jurado, compuesto por personalidades del mundo de la investigación científica, la educación y las humanidades, ha expresado su alegría por el elevado número de concursantes femeninas. “Estamos muy contentos porque el concurso ha despertado un gran interés en las adolescentes”, comenta Carlos Acirón, presidente de la Fundación Albireo Cultura Científica. “Más de la mitad de los premiados son mujeres”, añadió. “Estos resultados nos demuestran que estamos en el buen camino para animar a las niñas y jóvenes a estudiar una carrera de ciencias, o al menos despertarles un interés real por la ciencia”, añade Gema Delicado.

El concurso ha sido organizado por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, la Universidad de Zaragoza, la Fundación Albireo Cultura Científica y la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Perú, con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología - Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Hispasat, la Fundación COTEC y como media partner la revista Muy Interesante.

 

En estos vídeos se pueden conocer más detalles del proyecto y de la estancia de los ganadores en Madrid

CONTINÚA LEYENDO