Los 50 mejores libros de todos los tiempos

¿Te gusta leer? Aquí tienes nuestras recomendaciones: distintas temáticas y autores variados para hacer más llevaderos estos días en casa.

Los mejores libros de todos los tiempos
Freepik

No hay nada más bonito que tener uno de los mejores libros entre manos, impregnarse del olor de sus páginas y bañarse en su mar de sabiduría. Porque leer es aprender, pero sobre todo, porque leer es uno de los mayores placeres a los que aspiramos. Nos proyectamos en la lectura, nos vemos reflejados y establecemos una relación cómplice con los protagonistas. Es sencillamente maravilloso.

La lectura nos forma como personas; nos esculpe, nos define. Gracias a ella adoptamos un sentido crítico de la realidad circundante y, sobretodo, cultivamos nuestro mundo interior. Leyendo aprendemos a estar con nosotros mismos, por lo que invertir parte de nuestro capital en la obtención de uno de los mejores libros de la historia siempre es una magnífica opción.

Todas las obras de la lista han sido traducidas a decenas de idiomas —incluso a centenares— a lo largo de su recorrido. De este modo, sus páginas se han extendido universalmente y lectores de todas las partes del mundo han podido interactuar con sus escritores. Ten en cuenta que se excluyen de la lista obras religiosas o políticas distribuidas de manera gratuita. Aquí van los 50 mejores libros o, al menos, los más vendidos de todos los tiempos:

  1. Don Quijote, Miguel de Cervantes
  2. Historia de dos ciudades, Charles Dickens
  3. El Señor de los Anillos, J. R. R. Tolkien
  4. El principito, Antoine de Saint-Exupéry
  5. El hobbit, J. R. R. Tolkien
  6. Sueño en el pabellón rojo, Cao Xueqin
  7. Triple representatividad, Jian Zemin
  8. Diez negritos, Agatha Christie
  9. Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll
  10. El león, la bruja y el armario, C. S. Lewis
  11. Ella, Henry Rider Haggard
  12. El código Da Vinci, Dan Brown
  13. El guardián entre el centeno, J. D. Salinger
  14. El Alquimista, Paulo Coelho
  15. El camino a Cristo, Ellen G. White
  16. Heidi, Johanna Spyri
  17. El libro del sentido común del cuidado de bebés y niños, Dr. Benjamin Spock
  18. Ana de las Tejas Verdes, Lucy Maud Montgomery
  19. Belleza Negra, Anna Sewell
  20. El nombre de la rosa, Umberto Eco
  21. El informe Hite, Shere Hite
  22. La telaraña de Charlotte, E. B. White
  23. El cuento de Perico, el conejo travieso, Beatrix Potter
  24. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, J. K. Rowling
  25. Juan Salvador Gaviota, Richard Bach
  26. Un mensaje a García, Elbert Hubbard
  27. Ángeles y demonios, Dan Brown
  28. Así se templó el acero, Nikolai Ostrovsky
  29. Guerra y paz, Lev Tolstoi
  30. Las aventuras de Pinocho, Carlo Collodi
  31. Usted puede sanar su vida, Louise Hay
  32. Kane y Abel, Jeffrey Archer
  33. 50 sombras de Grey, E. L. James
  34. Diario de Ana Frank, Anne Frank
  35. En sus pasos, Charles M. Sheldon
  36. Matar a un ruiseñor, Harper Lee
  37. El valle de las muñecas, Jacqueline Susann
  38. Lo que el viento se llevó, Margaret Mitchell
  39. Cien años de soledad, Gabriel García Márquez
  40. Una vida con propósito, Rick Warren
  41. El pájaro espino, Colleen McCullough
  42. Piense y hágase rico, Napoleón Hill
  43. La rebeldía de la Sra. Stover, William Bradford Huie
  44. Los hombres que no amaban a las mujeres, Stieg Larsson
  45. La oruguita glotona, Eric Carle
  46. El diario de Greg, Jeff Kinney
  47. Princesa mecánica, Cassandra Clare
  48. ¿Quién se ha llevado mi queso?, Spencer Johnson
  49. El viento en los sauces, Kenneth Grahame
  50. 1984, George Orwell

 

Todas las obras de la lista han sido traducidas a decenas de idiomas —incluso a centenares— a lo largo de su recorrido.

No puede acabar este post sin hacer mención honorífica a autores como Shakespeare, Dostoyevski, Whitman, Goethe, Dante, Borges, Kafka o Proust (entre otros), que no aparecen en la lista pero se inscriben dentro de los grandes escritores de la literatura universal.

Los libros son nuestro bien más preciado. Nos proporcionan las herramientas necesarias para reflexionar y comprender, tanto a nosotros mismos como al mundo exterior. Y es que ya lo decía el maestro Umberto Eco: “Los libros se respetan usándolos, no dejándolos en paz”.

También te puede interesar:

Continúa leyendo