¿Qué son los Rat Rods?

Estos coches modificados son la prueba rodante de que el tuning es viejo.

rat rod

Recién terminada la Segunda Guerra Mundial, la cultura automovilística comenzaba a dominar los EE. UU. Cientos de miles de jóvenes habían dejado el ejército y, de vuelta a casa, muchos deseaban la posesión más preciada: un coche. Sin embargo, la mayoría de los modelos disponibles eran demasiados caros, además de grandes y aparatosos, pensados para las familias. Tampoco podían permitirse los deportivos. 

Algunos de estos muchachos idearon una solución: aprovechar coches viejos y en estado ruinoso, y arreglarlos añadiéndoles piezas nuevas o recicladas que les daban un aspecto único, llamativo y a veces estrafalario. Los únicos límites eran la habilidad y la imaginación del “mecánico”, y la única exigencia que el resultado funcionara. Habían nacido los “Hot Rods”, y con ellos todo un estilo de vida que sigue vivo.

Los Hot Rods fueron ganando en espectacularidad, pero su evolución llevó a modelos demasiado caros y poco funcionales, de exhibición. Contra esta deriva, surgió a principios de los 70 el estilo Rat Rod, una vuelta a los orígenes de los Hot Rods, más centrado en las piezas recicladas que en las nuevas y con la idea de destacar la habilidad del propietario para crear un coche funcional a partir de materiales arruinados. 

Los Rat Rods típicos utilizan carrocerías de modelos de entre los años 20 y 50 y se construyen no solo por estética, sino también por el placer de conducirlos.

Etiquetas: culturacuriosidades históricas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

¿Qué son los Rat Rods?

Estos coches modificados son la prueba rodante de que el tuning es viejo.

rat rod

Recién terminada la Segunda Guerra Mundial, la cultura automovilística comenzaba a dominar los EE. UU. Cientos de miles de jóvenes habían dejado el ejército y, de vuelta a casa, muchos deseaban la posesión más preciada: un coche. Sin embargo, la mayoría de los modelos disponibles eran demasiados caros, además de grandes y aparatosos, pensados para las familias. Tampoco podían permitirse los deportivos. 

Algunos de estos muchachos idearon una solución: aprovechar coches viejos y en estado ruinoso, y arreglarlos añadiéndoles piezas nuevas o recicladas que les daban un aspecto único, llamativo y a veces estrafalario. Los únicos límites eran la habilidad y la imaginación del “mecánico”, y la única exigencia que el resultado funcionara. Habían nacido los “Hot Rods”, y con ellos todo un estilo de vida que sigue vivo.

Los Hot Rods fueron ganando en espectacularidad, pero su evolución llevó a modelos demasiado caros y poco funcionales, de exhibición. Contra esta deriva, surgió a principios de los 70 el estilo Rat Rod, una vuelta a los orígenes de los Hot Rods, más centrado en las piezas recicladas que en las nuevas y con la idea de destacar la habilidad del propietario para crear un coche funcional a partir de materiales arruinados. 

Los Rat Rods típicos utilizan carrocerías de modelos de entre los años 20 y 50 y se construyen no solo por estética, sino también por el placer de conducirlos.

Etiquetas: culturacuriosidades históricas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS