¿Jugaban los antiguos chinos al fútbol?

Como en tantas otras cosas, los chinos llegaron antes que nadie: en este caso, a los deportes basados en golpear una pelota con los pies.

chinos futbol

Como las victorias, el exitoso fútbol tiene muchos padres. Los británicos lo codificaron en el siglo XIX, pero juegos similares de pelota se venían practicando en distintas partes del mundo desde mucho antes. Por ejemplo, el harpastum romano, el calcio italiano o el cuju chino, considerado el antecedente más lejano del deporte dominante de nuestra época. 

En la China de los principios de la dinastía Han (siglos III y II a. C.), los manuales militares recogían un entrenamiento colectivo que se realizaba con una bola de cuero (rellena de plumas y pelos) que debía lanzarse con el pie a una red de pequeño tamaño sostenida por varas de bambú separadas entre 30 y 40 centímetros. 

Es el “gol” más primitivo del que tenemos noticia. En otros libros de instrucción chinos de aquellos tiempos, se habla de una variante del cuju en la que los jugadores debían sortear con la pelota a los rivales hasta llegar a la meta contraria. La bola podía controlarse con cualquier parte del cuerpo excepto con la mano, como en el fútbol moderno. 

El apogeo del fútbol chino fue en la dinastía Song, de 960 a 1279 d.C. Entonces formaba parte de una cultura urbana más amplia de entretenimiento, deportes, ocio y placer y había diferentes formas. En una de sus versiones, la idea era mantener la pelota en el aire el mayor tiempo posible, pero también había juegos de equipo competitivos en los que la idea era meter una pelota en una especie de portería. 

Tal juego, jugado por profesionales, se describe en un famoso libro, The Splendours of the Eastern Capital, sobre la vida en la capital, Kaifeng, alrededor del año 1120.

Los clubes de cuju tenían gerentes, entrenadores y capitanes, y en investigaciones recientes, el erudito alemán Hans Ulrich Vogel presentó incluso manuales del club que muestran cómo era la vida del fútbol chino en ese momento.

Los miembros de los equipos eran a menudo hombres jóvenes de familias ricas, aunque también había jugadores profesionales itinerantes.

Cuju se jugó también como entretenimiento en los banquetes de la corte o la recepción de embajadores extranjeros. Incluso los emperadores jugaron al cuju. Hay una pintura de la dinastía Song en la que el mismo Emperador Taizu aparece aparentemente jugando, rodeado de corpulentos cortesanos.

¿Y las reglas? En la dinastía Song, habían impreso libros como The Illustrated Rules of Kickball por Wang Yuncheng. Este habla de dos formas principales de juego, una con y otra sin objetivo/portería.

El objetivo era de unos 10 metros de altura, con una red de cuerda de colores, y en el medio, un hoyo de unos 30 centímetros de diámetro.

Los dos equipos usaban diferentes tiras, por ejemplo, todas rojas o todas verdes. Los capitanes usaban sombreros decorados con pequeñas alas rígidas, el equivalente al brazalete del capitán de la actualidad. Otros jugadores llevaban sombreros con alas onduladas.

 

El cuju (vocablo que significa “patear una pelota con los pies”) salió de los campos de instrucción y fue popular en el Imperio chino durante muchos siglos, con transformaciones diversas que no cambiaban lo básico: había que golpear una bola con los pies para anotar tantos. Su decadencia y desaparición no llegaría hasta el siglo XVII, durante la dinastía Qing.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO