Alfombra roja

Premios Óscar

Los Premios de la Academia al Mérito, más conocidos como Premios Óscar, son los galardones más célebres de la industria cinematográfica y, además, los más atesorados del mundo.

La fama de los Premios Óscar no es para menos: reside en el imponente glamour que caracteriza a Hollywood; por lo general, los actores, directores y productores estadounidenses (no solo su trabajo, sino también su forma de vida, looks y relaciones personales) generan fascinación en el público general.

En 1927, los miembros de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas acordaron gestionar un premio anual al mérito, a la calidad y al talento. El objetivo de este premio sería honrar los sobresalientes logros del arte de hacer películas y fomentar la excelencia en todas las facetas de la producción de películas. En origen, se acordó que se premiaran cinco categorías: actuación, dirección, producción, técnica y escritura o guion. Pero, con el paso de las décadas, los premios se fueron ampliando o reduciéndose y con ellos el número de categorías.

La historia de la estatuilla, probablemente el galardón más famoso del mundo, nació del interés de los miembros de la Academia de crear un premio de excepción: se trata de un caballero con una espada cruzada de pie sobre un carrete de película con cinco radios (representando las categorías anteriormente mencionadas). Durante muchos años las estatuillas se creaban con bronce, al que posteriormente se le daba un baño de oro de 24 quilates. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial los óscares se elaboraron con yeso debido a la escasez de metal. Ahora, las estatuillas están hechas de britannium, una aleación de cobre, estaño y regulo de antominio, que luego se baña con oro de 24 quilates. El diseño, sin embargo, no ha cambiado, a excepción de la base del pedestal, cuya altura se aumentó en 1945. La estatuilla mide 34,3 cm de altura y pesa 3,8 kg.

Respecto a su apodo, Óscar, nadie sabe con exactitud de dónde procede. Ni siquiera la Academia reconoce un origen canónico. Existen tres teorías posibles con respecto al nombre de la estatuilla. Una de ellas apunta a la actriz Bette Davis, quien decía que la parte de atrás de la figura se parecía a la de su marido, Harmon Oscar Nelson y de ahí se popularizó el nombre de Óscar. Otra teoría dice que el columnista de sociedad Sidney Skolsky dijo ser el primero en usar el apodo Oscar para nombrar a la estatuilla en un texto suyo de marzo de 1934. Por último, el nombre también se ha atribuido a la bibliotecaria de la Academia, Margaret Herrick, que declaró que la estatuilla se parecía a su tío Oscar.

Cabe destacar que la Academia desconoce el número exacto de estatuillas que se van a entregar hasta el último momento. Además, los premiados se guardan bajo estricto secreto, pero los miembros de la Academia con capacidad de voto son conocedores de todos premiados antes de la ceremonia. Curiosamente, esto no fue siempre así. Originalmente, la Academia facilitaba a la prensa los nombres de los ganadores antes de la entrega de premios. La condición era no dar la información hasta pasada la entrega de premios. Sin embargo, en 1939 Los Angeles Times se saltó la norma y publicó el listado de premiados antes de celebrarse la entrega. Ese año precisamente fue uno de los más importantes para la industria cinematográfica y la entrega se quedó sin ese halo de suspense que la rodeaba. La respuesta de la Academia fue no dar nunca más los nombres de los ganadores antes de celebrarse la ceremonia. Desde entonces, es uno de los secretos mejor guardado del cine. ¿Quiénes serán los premiados este año?

Curiosidades de los Óscars

Es la gala de premios cinematográficos más esperada del año. En esta galería te lo contamos todo y más sobre la Historia d...

¿Cómo se fabrica un Óscar?

Óscar mide 33 centímetros y medio de alto y pesa unos robustos 4 kilogramos. Aunque la estatuilla se mantiene fiel a su diseño original, el tamaño de la base varió has...

Continúa leyendo