El bebé de Nirvana demanda al grupo por pornografía infantil

El protagonista de la famosa portada del disco ‘Nevermind’ tiene ahora treinta años y alega que los acusados violaron las leyes penales federales sobre pornografía.

 

Spencer Elden fue, probablemente, el bebé más famoso de la música. Pero el niño que protagonizó la portada del álbum Nevermind de Nirvana ya tiene 30 años, y ahora acaba de presentar una demanda en Los Ángeles contra los ex miembros de la banda grunge, varias compañías discográficas y directores de arte.

La portada de "Nevermind", publicada en 1991 por el sello Geffen / UMG, muestra a un bebé desnudo nadando bajo el agua, aparentemente nadando hacia un anzuelo del que cuelga un billete de un dólar. "Para asegurarse de que la portada del álbum desencadenara una respuesta sexual visceral del espectador, el fotógrafo Kirk Weddle activó el reflejo nauseoso de Spencer antes de arrojarlo bajo el agua en poses que resaltan y enfatizan los genitales expuestos de Spencer", alega la demanda.

El texto alega que los acusados ​​"utilizaron pornografía infantil que mostraba a Spencer como un elemento esencial de un plan de promoción de discos comúnmente utilizado en la industria de la música para llamar la atención, en el que las portadas de los álbumes presentaban a los niños de una manera sexualmente provocativa para ganar notoriedad, impulsar las ventas y atraer la atención de los medios de comunicación”. Como resultado, Elden "ha sufrido y seguirá sufriendo daños de por vida", según la denuncia, que pide 150 000 dólares de indemnización por parte de cada uno de los 17 acusados.

Continúa leyendo