Día Mundial de la Fotografía, el mundo a través de una cámara

El 19 de agosto se conmemora la invención del primer método para capturar imágenes: es el Día Mundial de la Fotografía.

Durante el siglo XIX y los primeros años del XX, París se convirtió en el lugar de reunión de artistas, inventores e intelectuales de todo el mundo. La ciudad de la luz brillaba por la genialidad de quienes paseaban por sus calles y debatían en sus cafés. En 1839, la capital francesa sería el escenario de un gran acontecimiento que marcaría la historia de la humanidad para siempre. El 19 de agosto de ese año, en la Academia de Ciencias de Francia, se daba a conocer el daguerrotipo; el primer método para capturar imágenes de forma permanente.

Creado y patentado por Louis Daguerre a partir del trabajo previo de Joseph Nicéphore Niéce, el daguerrotipo utilizaba una plancha de plata pulida fotosensible para capturar imágenes a partir de la luz y revelarlas con vapores de mercurio para dar lugar a fotografías borrosas en blanco y negro. Este nuevo proceso supuso una revolución para la época, aunque su fama duró apenas tres años, cuando William Fox Talbot desarrolló el calotipo o negativo, un papel sensibilizado con productos químicos que permitía obtener tantos positivos de la misma toma como se deseara y reducía enormemente los costes.

Prácticamente desde su aparición, el arte de la fotografía se convirtió en un fenómeno mundial utilizado para todo tipo de fines y que ganó importancia año tras año. Desde las elegantes y caras fotografías de estudio que la nobleza y las clases adineradas utilizaban para lucir sus mejores vestidos hasta lo que significó para el mundo del periodismo, al permitir que los periódicos pudieran imprimir imágenes reales que ilustraran sus noticias, las primeras cámaras fotográficas permitían ver ese mundo lejano que antes solo se podía imaginar. La presencia de cámaras en los campos de batalla de la Guerra de Secesión norteamericana, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam o los países en vías de desarrollo permitieron que la gente se concienciara de las atrocidades y el sufrimiento que se vivía en la otra punta del mundo e incluso llegaron a provocar un cambio en la opinión pública que sacudió los cimientos de la sociedad.

Desde esos primitivos armatostes de trípode incorporado, pasando por las primeras cámaras compactas de la compañía Leica y la revolución que supuso la fotografía digital o la aparición de los smartphones con cámara incorporada, la capacidad de tomar imágenes ha ido ganando cada vez más relevancia y se ha convertido en una de las aficiones más comunes y uno de los artes mejor valorados del panorama actual. El mundo que nos rodea está lleno de belleza y destrucción, de luces y sombras. La fotografía nos permite detener el tiempo, volver donde ya estuvimos y gritar lo que callamos entonces.

CONTINÚA LEYENDO