El origen de los monstruos más famosos de Halloween

¿Cuál es el origen de las criaturas populares del género de terror? Te lo desvelamos.

La noche del 31 de octubre se vive una de las fiestas más famosas de la cultura occidental, Halloween, que tiene como tradición disfrazarse de las criaturas más célebres del género de terror.

Esta popular fiesta de la víspera del Día de Todos los Santos tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como Samhain (pronunciado "sow-in"), que significa "fin del verano". Se trata del año nuevo celta, que coincide con el solsticio de otoño.

Durante esta noche mágica, se creía, los muertos caminaban entre los vivos, aunque no de una manera siniestra, sino festiva. De hecho, se llevaban a cabo fiestas y ritos sagrados que incluían la comunicación con los muertos. Una de las costumbres más famosas era colocar una vela en la ventana de las viviendas, para que los muertos encontrasen su camino.

La muerte supone para la mente humana una reacción natural de terror, debido al instinto de supervivencia. No obstante, el miedo, que viene acompañada de altas dosis de adrenalina en el cuerpo, se asocia con una experiencia muy potente, y una fuerte sensación de la que muchas personas disfrutan.

De ahí viene la costumbre de recrear a las criaturas más terroríficas, asociadas con la muerte, cuando llega el 31 de octubre.

Cada vez los aficionados a esta fiesta se esfuerzan más y más para lograr disfraces lo más realistas posibles y atemorizar a los que le rodean, siempre desde con el objetivo de pasar un buen rato y vivir en compañía estas fuertes emociones, tan humanas.

Continúa viendo nuestras galerías