Se subasta por primera vez un retrato creado por inteligencia artificial

La primera obra pictórica creada por un algoritmo sale a subasta esta semana en Christie's, en Nueva York.

RETRATO


Un inquietante retrato que recuerda vagamente el estilo de los maestros flamencos del siglo XVII está a punto de irrumpir en la historia del arte contemporáneo. ¿O deberíamos decir del arte futuro?

La casa de subastas Christie's de Nueva York se prepara esta semana para sacar a la puja de los coleccionistas un cuadro pintado por un algoritmo. El rostro retratado, que remeda las maneras de los viejos pintores centroeuropeos, particularmente holandeses, de hace tres o cuatro siglos, llena solo parcialmente el lienzo y deja espacio vacío alrededor de la figura central.

 


Representa a un hombre con la cara borrosa, sin rasgos definidos
, vestido con un traje muy similar a los que llevaban los personajes pintados por el genio holandés Rembrandt en el siglo XVII. Obviamente su autor no ha sido un ordenador que de forma espontánea haya decidido coger los pinceles sino que ha surgido de la colaboración de un equipo de programadores humanos de inteligencia artificial (IA).

Se trata de un colectivo de artistas radicado en París (Francia) que se hacen llamar Obvious, según representantes de Christie's. Fruto de su colaboración ha surgido este cuadro que han titulado Retrato de Edmond de Belamy. Forma parte de una serie de pinturas sobre una familia inventada –la familia Belamy– y se espera que sea vendido por un precio estimado entre 7.000 y 10.000 dólares, según los responsables de Christie´s. El proyecto en conjunto se llama ¿Pueden las máquinas ser creativas? Encuentro con 9 Artistas de IA.


El miembro del grupo Obvious Hugo Caselles-Dupré contó a Christie's que para generar el retrato, el equipo del colectivo parisino inventó un método que se conoce con el acrónimo GAN (Red de Confrontación Generativa, en inglés). Primero alimentaron a la red neuronal con una abundante dieta de 15.000 imágenes de obras pintadas entre los siglos XIV y XX, para entrenarla en el reconocimiento de elementos visuales de las bellas artes.

El algoritmo encargado de la tarea de fabricar la imagen original definitiva se compone de dos partes, el generador y el discriminador: "El generador crea una nueva imagen basada en el conjunto de imágenes introducidas en la red, y luego el discriminador intenta detectar la diferencia entre una imagen pintada por humanos y otra creada por el generador. El objetivo es engañar al discriminador para que piense que las nuevas imágenes son retratos reales", según Hugo Caselles-Dupré.

 


La imagen final elegida por GAN fue impresa en un lienzo con una impresora inkjet
 y enmarcada al estilo de los cuadros de la pintura flamenca. En la base del retrato aparece la fórmula matemática del algoritmo que lo creó. En la subasta, esta obra de la Inteligencia Artificial va a compartir cartel con cuadros de Andy Warhol, Keith Haring, Louise Nevelson, Marc Chagall y Pablo Picasso, entre otros cotizados artistas.

CONTINÚA LEYENDO