¿Qué es el plano secuencia en el cine?

Es un recurso cinematográfico que consiste en una secuencia filmada en continuidad, sin cortes, durante un tiempo prolongado.

También te puede interesar: ¿Es el cine porno un arte?

La cámara puede quedarse quieta en un punto fijo y que los personajes pasen por delante de ella, o, lo que requiere un trabajo mucho más elaborado y dificultoso, puede moverse en torno a los protagonistas, siguiéndolos y pasando de uno a otro con fluidez.

Lo más habitual es introducir un plano secuencia de unos minutos, pero también existen películas filmadas íntegramente con este recurso. Es el caso de El arca rusa (2002), que fue dirigida por el ruso Aleksandr Sokúrov y ¡dura 69 minutos! En el rodaje participaron en total dos mil personas, entre actores y figurantes. Lógicamente, no salió a la primera, pero que a la cuarta fuera la vencida no parece algo excesivo para un trabajo tan intrincado.

 

'La soga', un plano secuencia simulado

Existe la creencia extendida de que La soga (1948), uno de los títulos míticos de Alfred Hitchcock, es una película rodada en un solo plano secuencia, y esa era la intención del director británico, pero la tecnología del momento no lo hacía posible. La cinta consta en realidad de once tomas diferentes –disimulaba algunos de los cortes enfocando la superficie de la espalda de alguno de los personajes–, ya que las cámaras, debido a la longitud máxima de los rollos, solo podían grabar unos 10 minutos seguidos.

También el maestro Orson Welles empleó esta técnica. Su plano secuencia en Sed de mal (1958), que abre la película y dura tres minutos y medio, es uno de los más famosos en los anales de la historia del cine. La sincronización conseguida entre los actores, los extras, los vehículos que se mueven ante la cámara e incluso un rebaño de cabras… es perfecta. Este es el plano secuencia:

 

 

Otro de los ejemplos de lo que un plano secuencia puede hacer por una película lo vemos en la denostada Doom (2005), protagonizada por Karl Urban y Dwayne La Roca Johnson. En esta cinta hay un plano secuencia en primera persona, con la intención de rendir homenaje al videojuego en el que está basada, que sin duda es lo mejor de todo el filme. 

En España, también tenemos a muchos directores que emplean el plano secuencia, aunque el más representativo de esta técnica cinematográfica es el ya desaparecido Luis García-Berlanga, de quien sin duda han aprendido las generaciones que han venido detrás.

Por supuesto, las series de televisión, con proyectos cada vez más atractivos –hasta el punto de que muchos directores y grandes actores están dando el salto del cine a las series–, también hacen uso del plano secuencia. Un ejemplo relativamente reciente lo tenemos en la laureada True Detective, la serie de Matthew McConaughey y Woody Harrelson, en el cuarto capítulo de su primera temporada: seis minutos que no pocos consideran de lo mejorcito que ha visto la luz en la caja ya no tan tonta. Aquí os lo dejamos por si aún no habéis tenido ocasión de visionarlo:

 

Etiquetas: cineculturacuriosidades

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar